Algo YA esta CLARO: Asi es como el NWO (Nuevo Gobierno Mundial) premia a sus EMBAJADORES!! JA, JA, JA, ESTOS ya se desenmascararón por completo!! Ahh, la Foto lo dice Todo!!

Latinoamerica Festeja!!!????

Que parte de latinoamerica festeja a semejante EMBAJADOR del NWO Illuminati?

YO NO!

Me da “nauseas” ver como los imperios del norte premian a estos serviles de sus imperios! Y lo que me da vomito es ver a ESA GENTE que celebra su esclavitud cultural. Aplauden a sus esclavistas!! JAJAJA.

Pero lo que me recupera el estado de animo es: VER COMO LA CONCIENCIA GLOBAL de LATINOAMERICA esta creciendo de forma progresiva! YA nadie cree en estos “shows”, nadie. Por que nos hemos dado cuenta de quienes son ELLOS realmente. Vendedores de conciencia! Pero yo tengo LA MIA propia! No necesito que me vendan CONCIENCIA SERVIL!

Les traiga el articulo que gran pompa nos pesenta YAHOO en ESPAÑOL!

http://espanol.news.yahoo.com/s/reuters/101007/titulares/portada_nobel_literatura

Ajmaknic

Peruano Vargas Llosa gana Nobel de Literatura 2010 –

Por Simon Johnson y Marco Aquino

//

ESTOCOLMO/LIMA (Reuters) – El escritor peruano Mario Vargas Llosa, un cronista de las luchas del pueblo contra la autoridad en América Latina, ganó el jueves el premio Nobel de Literatura 2010, el primero para un latinoamericano en dos décadas y celebrado como un reconocimiento a la literatura hispana.

El comité que entrega el galardón dijo en un comunicado que Vargas Llosa recibió el premio “por su cartografía de estructuras de poder y sus mordaces imágenes de la resistencia individual, sublevación y derrota”.

Para los que saben de esoterismo, ya podran “deducir” con esta foto el Bando que eligió este personaje esclavizador de mentes, un Brujo Blanco.

Vargas Llosa, de 74 años y quien debutó internacionalmente en 1966 con su novela “La ciudad y los perros”, es el primer latinoamericano ganador del Nobel de Literatura desde que el mexicano Octavio Paz lo recibió en 1990.

El escritor recibió el llamado con la noticia en Nueva York mientras preparaba una de las clases que imparte en la Universidad de Princeton.

“Es el reconocimiento a una de las lenguas más importantes en el mundo de hoy, uno de los grandes vehículos de la comunicación, de la creación cultural, literaria, artística”, dijo Vargas Llosa en una conferencia de prensa en Nueva York.

Su obra se construye sobre sus experiencias de vida en Perú a fines de la década de 1940 y 1950. Vargas Llosa se presentó como candidato a la presidencia de Perú en 1990, pero perdió frente a Alberto Fujimori, quien ahora está preso por abusos a los derechos humanos en su Gobierno entre 1990 y el 2000.

Peter Englund, secretario permanente del comité del Nobel, dijo que telefoneó a Vargas Llosa para darle la noticia.

“Me dio un poco de vergüenza llamarlo tan temprano. Pero estaba levantado desde las 5 de la mañana preparando una clase (…) Estaba eufórico. Estaba muy, muy emocionado”, agregó.

Junto al máximo galardón literario, el peruano recibirá 10 millones de coronas suecas (1,5 millones de dólares).

LATINOAMERICA FESTEJA

Actualmente, Vargas Llosa alista la publicación antes de fin de año de su próximo libro: “El sueño del celta”. La obra trata, entre otras cosas, de la vida de un irlandés en la época del “boom” de la industria del caucho, dijo el escritor.

En sus primeras reacciones tras la noticia, Vargas Llosa expresó sorpresa y hasta dijo pensó que le jugaban una broma.

“Esta mañana creí que podría ser una broma la llamada de ese señor que me dijo que era el secretario general” de la Academia Sueca, relató en la conferencia de prensa.

En Perú, la reacción a la noticia fue casi inmediata y el presidente Alan García, con quien tuvo enfrentamientos por diferencias políticas, catalogó el premio como un “acto de justicia” a sus 50 años de trabajo.

“El mundo reconoce la inteligencia y la voluntad libertaria y democrática de Vargas Llosa y es un acto de justicia enorme que en verdad esperábamos desde nuestra juventud”, afirmó.

En Chile, el presidente Sebastián Piñera, y en México, el mandatario Felipe Calderón, felicitaron al literato vía Twitter, describiéndolo como un “orgullo latinoamericano”.

Vargas Llosa fue de joven un idealista de izquierda, pero renegó de la revolución comunista cubana de Fidel Castro, a quien apoyaba, luego de que el Gobierno de la isla obligara al poeta Heberto Padilla a hacer una autocrítica.

Ahora es considerado un conservador y fustiga al presidente venezolano, Hugo Chávez, líder latinoamericano que ha influido en el reforzamiento de la izquierda en algunos países de la región.

“Creo que es un premio literario y espero que me lo hayan dado por mi obra más que por mis opiniones políticas. Ahora si mis opiniones políticas en defensa de la democracia, en defensa de la libertad, en contra de las dictaduras han sido tomadas en cuenta pues en buena hora”, dijo Vargas Llosa en Nueva York.

Poco después, al ser consultado sobre Cuba y Venezuela, exhortó a Chávez y a Castro a que “dejen el gobierno” por ser un “enorme estorbo para el progreso de sus países”.

“Mi solidaridad va totalmente hacia los cubanos y hacia los venezolanos que luchan por la libertad, por la democracia, por cambiar el rumbo que desgraciadamente tiene en estos momentos la vida política de esos países”, afirmó en declaraciones a CNN en Español.

LA POLITICA Y LOS GOLPES

Además de las letras, Vargas Llosa ha dedicado parte de su vida a la política y la defensa de los derechos humanos, especialmente en Perú, asolado en las décadas de 1980 y 1990 por los ataques de la guerrilla Sendero Luminoso.

El escritor se nacionalizó español en 1993, tres años después de perder la elección presidencial, en una decisión que fue criticada en ese entonces en el país sudamericano.

Según sus críticos, el escritor se había decepcionado de la política, a la que ingresó en 1987 cuando lideró una protesta contra el primer Gobierno del presidente García, quien quería en ese momento nacionalizar la banca peruana en medio de la peor crisis económica del país andino.

En septiembre, el escritor volvió a criticar duramente a García por aprobar una polémica ley que podría liberar de juicios a militares acusados de abusos a los derechos humanos.

García derogó poco después la polémica ley.

El peruano fue protagonista de una de las rivalidades más famosas en el mundo literario. En 1976, golpeó en público a su amigo y colega colombiano Gabriel García Márquez.

Dejaron de hablarse y el motivo de la pelea fue un misterio durante décadas. Un fotógrafo que tomó una foto al colombiano -con el ojo negro- escribió sobre el incidente en el 2007 y sugirió que estaba relacionado con la esposa de Vargas Llosa.

El escritor peruano fue uno de los protagonistas del llamado “boom latinoamericano” de la literatura junto a grandes figuras como García Márquez, el argentino Julio Cortázar o los mexicanos Carlos Fuentes y Juan Rulfo.

Vargas Llosa era el eterno candidato para ganar el Nobel. Pero los favoritos de este año eran el novelista estadounidense Cormac McCarthy y el autor keniata Ngugi wa Thiong’o, según la corredora de apuestas británica Ladbrokes.

(1 dólar=6,684 coronas suecas)

(Con reporte adicional de Patricia Vélez y Marco Aquino en Lima, Antonio de la Jara en Santiago, Walter Bianchi en Buenos Aires, Anahí Rama en México, Editado en español por Lucila Sigal y Silene Ramírez)

 

 

Presidente Tico al Descubierto: El Hipócrita más GRANDE de Latinoamerica!

“La Historia la hacen los imperios, las colonias la estudia! Es hora que las colonias hagan la historia!”

Ajmaknic

Oscar Arias, el hipócrita

A casi un mes del golpe de Estado perpetrado en Honduras, resulta clara la existencia de una fractura en el entorno democrático internacional: mientras que, por una parte, diversos gobiernos latinoamericanos han exigido el retorno al cargo del presidente constitucional de ese país centroamericano, Manuel Zelaya, la secretaria de Estado estadunidense, Hillary Clinton, y el presidente costarricense, Óscar Arias, por la otra, han tenido diversas expresiones de complacencia hacia los golpistas y el régimen espurio que encabeza Roberto Micheletti.

Son de sobra conocidas las contradicciones en materia de política exterior del nuevo gobierno estadunidense y las discordancias entre el presidente Barack Obama y diversos estamentos del poder, en particular las agencias de inteligencia, sectores del Departamento de Defensa y, por supuesto, la propia Clinton. Es sabido, también, que ésta mantiene añejos vínculos políticos con individuos afines al cuartelazo que hace un mes interrumpió el orden democrático hondureño e implantó una dictadura cada vez más desembozada y abiertamente represiva. Por ello, es claro –aunque resulte exasperante– que una de las pistas fundamentales por las que transcurre la crisis del país centroamericano se encuentra en Washington, y de lo que se negocie en las oficinas ejecutivas y legislativas estadunidenses dependerá, en buena medida, la posibilidad de restituir la institucionalidad y la legalidad quebrantadas en Honduras.

A estas alturas se ha hecho evidente, también, el papel de Óscar Arias como parapeto diplomático del régimen de facto implantado en esa nación, ya que cuando las diplomacias latinoamericanas confiaron al mandatario costarricense una tarea de gestión para negociar los términos del retorno de Zelaya a la presidencia hondureña, éste fue mucho más allá de sus atribuciones y formuló un plan –al que denominó Declaración de San José– que otorgaba beneficios políticos injustificados e inmerecidos a quienes son, de acuerdo con el derecho internacional y el hondureño, delincuentes: su participación en un gobierno de unidad nacional y la suspensión definitiva de la consulta que el mandatario constitucional pretendía realizar en torno a la relección,lo cual fue una bocanada de oxígeno al entonces cercado régimen espurio, cuyos cabecillas se envalentonaron y rechazaron la propuesta.

Debe considerarse, a este respecto, que más allá de la inadmisible perpetuación del gobierno espurio hondureño, el que se otorgue cualquier clase de premio político e institucional a los golpistas sentaría un precedente nefasto para el futuro de las democracias en el hemisferio; es indispensable, por tanto, impedir que proliferen sectores políticos tentados a usar la fuerza militar institucional para la obtención de cuotas de poder.

Ayer, Arias cometió el grave dislate de descalificar a Zelaya por sureciente –y breve– incursión en suelo hondureño y por su decisión deapostarse en un punto de la frontera entre Nicaragua y su país, medidas que, dijo, no ayudan a la reconciliación. Por añadidura, el político costarricense criticó a su homólogo derrocado por haber incorporado a Honduras a la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), decisión soberana sobre la que no le corresponde pronunciarse.

En contraste con las inconsecuencias y extravíos de Arias, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, quien no se ha caracterizado en su gestión por posturas radicales, señaló que la determinación de Zelaya de retornar a Honduras es absolutamente legítima.

Con estos hechos, sumados al rechazo de los golpistas a su propuesta, Arias ha dejado en claro que busca otorgar márgenes de acción a quienes quebrantaron el orden constitucional y la democracia en Honduras y que no es capaz de ostentar la necesaria imparcialidad para gestionar una solución a la crisis política de ese país. De esa forma ha reducido las posibilidades de la diplomacia latinoamericana para buscar una salida al conflicto y ha firmado su propia defección del bando democrático.

lenguas viperinasEn esa circunstancia, con una gestión internacional debilitada por la defección de Arias y por las soterradas disputas en la administración de Obama, cabe esperar que tenga éxito la lucha de los propios hondureños por restituir su sistema democrático y reponer en el cargo a su presidente constitucional.

Se podrá ganar esta Batalla sin FUSILES? Lo vamos a intentar, pero no se crea por ello, que no se levantaran la s armas de ser necesario. No jueguen con la paciencia de los pueblos!!

Estos gringos creen que los Latinoamericanos somos estupidos! No, no lo somos, eramos “inocentes”. Lo que pasa es que ahora estamos cansados de las guerras que ELLOs nos han impuesto hasta la fecha.

Una cosa les puedo afirmar a estos gringos pelotudos! NO SIGAN JUGANDO CON LA PACIENCIA DE NUESTROS PUEBLOS, por que la proxima guerra sera total regional e iremos por ellos.

Podrán tener armamento hasta los dientes, pero aun asi, las dicturas que los pueblos han botado, tambien las tenian y fueron sacadas del poder.

Tomando actualmente como ejemplo a Honduras y sus goriletis, se podria decir que en caso de una guerra esta no parará hasta sacar a todos los gringos de este continente americano. Y con esto me refiero a todos los gringos “mentales”, es decir a todos los que comulgan con su maldita doctrina. En esto van blancos, negros, latinos, asiaticos! Todos aquellos por donde ya no corre la sangre pura del Espiritu en sus venas! Todos aquellos que ya le vendieron su alma al “Verdadero Diablo”.

Vamos, sigan jugando con fuego, y veran resucitar a todos los Sandinos, Bolivares, Martíes, Morazanes, Tupac Amarus, Benito Juereces, Emilianos Zapatas, Carlos Fonsecas, Pancho Villas y demas grandes hombres. Y al momento de resucitar estaran listos para enfrentarlos.

Hoy en dia estamos armados y luchando con los fusiles de la paz, pero tambien podremos empuñar los fusiles de la geurra, si llegase a ser necesario!

Gringos comprendan! No los odiamos pero tampoco los amamos. No crean que les daremos la otra mejilla! Este vez responderemos hasta sus ultimas consecuencias!

RESPETEN-NOS

Ajmaknic

La operación “Teléfono Celular”

Guerra sin fusiles: Zelaya y la trama mediática del regreso a Honduras

(IAR Noticias) 26-Julio-09

5_zelayacelular_1.jpg
La pantalla televisiva muestra a Zelaya con su teléfono celular y rodeado de periodistas.

Como decía Clausewitz: La política es la prolongación de la guerra por otras vías (o viceversa) . O como piensa Zelaya: La guerra ya no se hace con fusiles sino con medios de comunicación y teléfonos celulares.

Informe especial
IAR Noticias/

5_honduras_mano.jpg
Un manifestante partidario de Zelaya enfrenta a la policía hondureña durante la represión en el aeropuerto de Tegucigalpa, el pasado 29 de junio.

Manuel Zelaya, el presidente derrocado por los “gorilettis” hondureños, ya pasó a la historia como el hombre que intentó reconquistar la presidencia de Honduras sólo munido de un teléfono celular y de una brigada de periodistas quienes registraban sus incontables llamadas a presidentes y funcionarios “amigos” mientras caminaba hacia la frontera.

Si algo quedó registrado en la retina del televidente de esta “operación retorno bis”, es la figura de Zelaya con su inconfundible sombrero blanco de ala ancha (su icono mediático con marca registrada) hablando constantemente por su celular, cuya carga de batería parecía interminable.

Fue un broche de oro: Un auténtico show mediático, con escenas hilarantes, como el momento en que los periodistas le avisaron a Zelaya que “había un francotirador” y éste se refugió detrás de un gran camión mientras seguía hablando por el celular.

Lo destacable, lo verdaderamente destacable, es que el hoy presidente errante de Honduras pasó todas las peripecias de sufracasada “caravana de regreso” hablando por el celular que parecía una extensión inalámbrica de su cuerpo de un metro noventa de estatura.

La pantalla televisiva mostraba en planos superpuestos a Zelaya con el celular y los periodistas, por un lado, y a las fuerzas de seguridad y al ejército hondureño en posición de combate, por otro, conformando una especie de parábola inconsciente entre la “guerra militar” y la “guerra mediática”.

Los militares acordonados en la frontera se representaban (en el meta-mensaje mediático) como el viejo símbolo de las dictaduras y de los golpes de Estado setentistas, y Zelaya (con los periodistas y el celular) se representaba como el símbolo del “sistema democrático” y del “poder civil desarmado” que venía a recuperar lo que le quitaron por la fuerza.

Los diseñadores de la operación quisieron resaltar la contradicción emergente: La “barbarie fascista” de los militares y policías golpistas, y la “civilidad democrática” de un presidente desarmado que regresaba a su país para reclamar (como un ciudadano más) sus derechos “constitucionales” y privados.

Para la BBC, Zelaya ” no logró retornar a su país, pero sí logró que su foto levantando la cadena metálica que separa a Honduras de Nicaragua ocupara los titulares de la prensa nacional e internacional”.

5_zelaya_celular_2.jpg
Zelaya, (sin soltar el teléfono celular) levanta la cadena que separa la frontera entre Nicaragua y Honduras.

En realidad, la “lección a los golpistas” de la que hablaba Zelaya (siempre por el celular), fue una operación de acción psicológica orientada a demostrar que la razón pacifica del “sistema democrático” (controlado por Washington) puede más que la razón armada del “poder militar” (también controlado por Washington).

“Somos pacíficos, pero estamos dispuestos a ser mártires”, dijo Juan José Valle, escultor que hizo una estatua de fibra de vidrio de Zelaya, antes de que se produjera el golpe de Estado.

Dentro de ese contraste, giró el mensaje de Zelaya que señalaba constantemente que su regreso era un aviso a los golpistas hondureños de que “jamás van a gobernar en paz” sentados sobre las bayonetas militares.

Y un detalle a tener en cuenta: Zelaya en ningún momento mencionó al “Imperio yanqui”, solo habló de “golpistas” y de “grupos de derecha” que los sostienen desde EEUU, y defendió el gobierno de Obama afirmando que nada tuvo que ver con su derrocamiento.

Washington, por su parte, calificó de “imprudente” el movimiento de Zelaya.

En un conversación con la CNN en el lado nicaragüense de la frontera, el mandatario depuesto reaccionó diciendo que Estados Unidos “tiene que apoyarme en vez de criticarme”.

En sus conversaciones por el celular, Zelaya (despojado del discurso “antiimperialista”) puso en evidencia lo que todo analista del sistema ya sabe (y no lo dice): Cuando se habla del golpe de Estado en Honduras, en términos concretos se habla de un golpe de la derecha del Imperio contra la izquierda del Imperio.

Zelaya lo dejó claro cuando dijo en una entrevista con la BBC, que quien lo derrocó no fue Obama sino la derecha imperial. Según las propias declaraciones de Zelaya su gobierno fue derrocado por “la derecha reaccionaria de los halcones de Washington, no por el gobierno de Barack Obama”. Con el añadido: “El gobierno de Barack Obama y de los Estados Unidos está apoyándome”.

Los datos (emergentes de las declaraciones de Chávez y de sus aliados) también son concluyentes: El golpe hondureño reveló definitivamente que la izquierda gubernamental latinoamericana, con Chávez a la cabeza, juega a una hipotética alianza imperial-“progresista” con Obama para enfrentar a la “derecha” representada por el Pentágono y los sectores conservadores de EEUU que han derrocado a Zelaya en Honduras.

Lo que en otros tiempos parecería una teoría conspirativa de rasgos fantásticos (la conversión de la izquierda gubernamental latinoamericana en “izquierda imperial” ) es una realidad aceptada por la mayoría de los medios estadounidenses, tanto conservadores como demócratas, quienes desde sus respectivos ángulos ideológicos señalan a Chávez como una pieza clave de la administración Obama en el patio trasero.

Desde ángulos de interpretación diferenciados, los medios conservadores y demócratas estadounidenses coinciden en general que Obama apuesta a una estrategia de “acercamiento” a Chávez con el objetivo de neutralizar la influencia del Pentágono y de los conservadores en el golpe hondureño.

Pero las interpretaciones difieren: Para los medios demócratas, Obama se vale de Chávez para forzar una “salida racional” a la crisis , y para los conservadores, el presidente estadounidense se “acerca peligrosamente a Chávez”.

Desde ángulos de interpretación diferenciados, The Wall Street Journal y The Washington Post, dos voceros emblemáticos del poder estadounidense, coinciden en que Obama juega una estrategia de “doble cara” en el golpe hondureño.

El Washington Post (en la línea demócrata) elogia a Obama y a su administración por haber imprimido “una dosis de realismo en Honduras”.

“El presidente Barack Obama y la secretaria de Estado Hillary Clinton, están a punto de lograr su propio golpe de Estado en Honduras y promoción de los intereses americanos con una habilidad no vista en Washington desde hace muchos años”, señala el Post.

“Que la administración de Obama -prosigue- se haya unido a la Organización de Estados Americanos en la condena de la expulsión del presidente de Honduras Manuel Zelaya, ha dejado a Chávez echando aire caliente pero sin nadie con quien pelear en contra”.

Para el Post; “Chávez es una molestia, pero Washington no tiene enemigos en América Latina. Nuestros intereses principales son la inmigración, la delincuencia y el comercio, no las ideologías, tanto como los extremistas de la derecha y la izquierda, aquí y allá, quieren que así sea”.

El diario celebra la estrategia de Obama de jugar con Chávez para anular a Chávez.

En cambio The Wall Street Journal (vocero de la línea conservadora) sostiene que “Obama y el Departamento de Estado de EEUU se unieron a Chávez y sus aliados para exigir que Zelaya sea restituido en el poder. Esto ha envalentonado a Venezuela”.

“Cuando Hugo Chávez hace un pedido de ayuda a Washington, como lo hizo hace 11 días, esto genera serias preguntas sobre las señales que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le está enviando al dictador más peligroso de este hemisferio”, señala el Journal mediante un artículo titulado “EEUU se inclina hacia la izquierda en el tema Honduras”.

Lo que expresan el Post y el Journal, dos de los diarios más emblemáticos del poder estadounidense, es el reflejo de una guerra ( todavía subterránea) entre la “izquierda” y la “derecha” imperial proyectada a su patio trasero latinoamericano.

5_honduras_represion.jpg
Ejército hondureño bloquea carretera de acceso a la frontera.

En ese tablero, tanto Zelaya como Chávez y el grupo de los “presidentes izquierdistas”, son variables de ajuste de una guerra entre los lobbistas de Wall Street (que sostienen a Obama) y los lobbistas del Pentágono y del Complejo Militar Industrial que sostienen el golpe de los “gorilettis”. .

La guerra, que antes se mantenía entre bambalinas, estalló con Obama, al que los gusanos golpistas bananeros llaman “negrito ignorante”, y al que los conservadores USA del “destino manifiesto” señalan como un “presidente débil y sin experiencia” que pone en riesgo la seguridad nacional de EEUU.

En suma, lo que parece una interna bananera entre dos sectores de la oligarquía hondureña (uno conservador, y otro vestido de “socialista”) en realidad no lo es tanto, y sienta el primer precedente histórico de un enfrentamiento interno en EEUU entre republicanos y demócratas luego de un golpe de Estado avalado por el Pentágono en el patio trasero.

Los conservadores y los halcones militaristas (alianza del sionismo judío con la derecha cristiana) que controlan los resortes de decisión del Pentágono y del Complejo Militar Industrial (capitalismo de guerra), están convencidos de que las políticas de “diálogo y tolerancia” que propicia Obama conducen a una pérdida del poder militar de EEUU y a una fortificación de sus enemigos situados en el “eje del mal”.

Esta situación, marcadamente acentuada con la llegada de Obama a la Casa Blanca, produjo, incluso, una (increíble) fisura entre los halcones israelíes (que planean junto con los halcones USA un ataque sin más trámite a Irán) y la administración imperial de Obama, que hace “equilibrio” entre las masacres militares de Afganistán, Irak y Pakistán y sus llamados formales a la “pacificación de Medio Oriente”.

El golpe hondureño, trasladó esta guerra interna a Centroamérica, cambiando a Ahmadineyad por Chávez en el tablero.

El golpe hondureño, en realidad, es sólo la punta del iceberg de un proceso geopolítico militar más profundo impulsado por el poder conservador de EEUU, que intenta sustituir a una estrategia de dominio que consideran “demasiado blanda” (el “sistema democrático” de poderes civiles) por una alternativa de mayor control militar de la región adaptado a las crisis y a los conflictos intercapitalistas que se avecinan en el planeta.

En este escenario, Chávez (para los halcones) se presenta como un peón “peligroso” de la estrategia “aperturista” de Obama que busca hacer equilibrio entre el apoyo a Zelaya y a los golpistas sostenidos por el Pentágono y los halcones.

Zelaya a su vez, es un peón cautivo de Chávez que aspira a jugar para Obama sin intermediarios.

Zelaya, en el fondo de su conciencia sabe que “ya fue” (la OEA y la Unión Europea lo dejaron solo) y ahora solamente aspira a que Washington (vía Obama) lo restituya en el escenario hondureño con una situación expectante para su futuro político, no en este turno sino en el próximo.

El viernes, con la operación regreso bis, el “hombre del teléfono celular” consolidó su propio marketing electoral y se convirtió en un ícono mediático de la “democracia” proyectado a nivel internacional.

Ese es el paquete (electoral) que ahora quiere venderle a Washington.

Zelaya, en definitiva es un “hombre de negocios”, y la operación “Teléfono Celular” fue una inversión a futuro.

*****

Los EEUU y sus socios los Gorilas Hondureños, ya no saben que hacer!! Ahora quieren repetir el Guión de Chile! ! Ya se les acabaron los argumentos!

Fuerzas represivas hondureñas acondicionan estadio deportivo al estilo Pinochet para trasladar detenidos

Aporrea.org
25/07/09

Las fuerzas represivas de Honduras apostadas en la localidad de El Paraíso se encuentran acondicionando un estadio deportivo, que se encuentra a 8 kilómetros, para trasladar a los seguidores del presidente legítimo Manuel Zelaya, detenidos en la zona.

Así lo denunció este sábado el manifestante Eddy Guifarro, en comunicación telefónica con la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).

virgen-de-los-sicarios.jpg

“Muy cerca de aquí hay un estadio donde se juegan partidos de liga nacional y parecer que lo están por habilitar para llevar a las personas que capturen. Hace un momento estábamos viendo a agentes de la policía cargando y repartiendo bombas lacrimógenas”, aseveró.

Guifarro forma parte de un comité de disciplina creado por los manifestantes con el objetivo de detectar a infiltrados “que han tratado de ingresar armas y sugestionar a las personas para que provoquen a los policías”.

En estos momentos, en El Paraíso hay congregadas casi 3.000 personas que reclaman la vuelta al país de Zelaya, mientras que el cordón policial fue reforzado impidiendo que los manifestantes se trasladen a la frontera con Nicaragua.

En la jornada de ayer, el mandatario constitucional estuvo durante algunas horas en suelo hondureño, pero regresó a territorio nicaragüense debido a las amenazas de los militares golpistas.
https://i2.wp.com/syllable.rice.edu/wiki/spring2006/Span201002/images/e/ef/Stadium.jpg

Guifarro relató que durante la noche la situación fue “muy tranquila”, donde la movilización se mantuvo resistiendo mientras que algunas personas “intentaron cruzar por diversos lugares, por lo cual fueron detenidas en algunos puntos de montañas y cerros”.

“El cordón policial acaba de ser reforzado, llegaron cinco o seis camiones de la policía”, expresó el seguidor del presidente Zelaya.

Para Guifarro, las fuerzas de seguridad implementarían un “un movimiento en conjunto” para trasladar a los detenidos en los retenes militares de la zona.

Al ser consultado por las medidas que tomarán los manifestantes, indicó que “la consigna hasta el final es resistir de una manera pacífica, porque no ha habido incidentes, salvo los que ellos (militares y policías) han ocasionado”.

También ser refirió al ánimo de las gente reunida en El Paraíso, al que calificó como “buenísimo, porque hay gente que no ha comido, que ha aguantado frío toda la noche, pero la gente está emocionada y cada vez siguen llegando más personas. Hay gente que ha caminado tres días para llegar acá atravesando selvas”.

Guifarra además manifestó que el régimen de facto de Roberto Micheletti “es una completa farsa” y lo responsabilizó por todas las personas que se encuentran detenidas, entre ellas menores de edad.