Para los que gustan de novelas de TERROR. Producida y dirigida en Afganistan!: EQUIPO PARA MATAR

Gracias al Verdadero Dios y a los verdaderos periodistas todo esto esta saliendo ya al publico. No lo pueden ya mas ocultar! ASESINOS!

Lo que parece ser una película de Hollywood se convierte en realidad! Esto si la gente no lo denuncia sera cada vez el pan diario de cada día! Te imaginas que estos asesinos lleguen a tu país?

Como dicen todo lo que uno hace se le revierte, si haces bien, recibes bien; si haces mal recibes mal. Después de todo lo que han hecho los EEUU con sus 250 y mas guerras que llevan desde su fundación no quisiera ser un gringo.

Por eso es que los judíos admiten: Shimón Peres: Israel necesita a EEUU para existir

Los familiares de las víctimas afganas denuncian la existencia

estadounidense de un “equipo para matar”

Etiqueta: La Locura del Medio Oriente, Los Ejes del Mal
Jason Motlagh (Kandahar) y Muhib Habibi (Maiwand)
Time
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández
22/10/10

Los espantosos detalles de los crímenes cometidos en Afganistán que han hecho que doce soldados estadounidenses sean procesados en una base cercana a Seattle han ido llegando lentamente a conocimiento de la opinión pública. Como prueba del caso se han presentado docenas de fotos donde se muestra a los hombres de un autodenominado “equipo para matar”, acusados de asesinar por deporte a civiles afganos, posando después junto a cuerpos carbonizados y mutilados, de los cuales habían cortado varios dedos y una cabeza como trofeos. Uno de los soldados, de quien se dijo había alardeado de asesinatos similares en Iraq, se tatuaba una calavera en la pierna izquierda cada vez que mataba alguien. Otro soldado contó, desplegando una franqueza escalofriante con los investigadores militares, cómo elegía sus blancos al azar. Pero quienes han estado ausentes de toda esa narrativa han sido las voces de los familiares de las víctimas, algunos de los cuales presenciaron los asesinatos que se perpetraron en pueblos cercanos a la base estadounidense situada en el bastión talibán del distrito de Maiwand. Las condiciones de la seguridad en la zona han frustrado los esfuerzos de los investigadores militares y de los grupos por los derechos humanos para averiguar más detalles en los escenarios de los crímenes. Sin embargo, tras varias semanas intentando contactar con ellos, TIME ha podido entrevistar a varios de esos familiares acerca de los sombríos sucesos acaecidos entre los meses de enero y mayo.

https://i2.wp.com/www.tiempo.com.uy/imagenes/paises/afgnstn/soldados_eeuu.jpg

Se ha sabido que una de las víctimas, el Mulá Allah Dad, era el imán o líder religioso del pueblo de Qala Gai, situado a unos seis kilómetros de la Base de Operaciones de Avanzada Ramrod, donde los soldados acusados, que formaban parte de la 5ª Brigada Stryker, de la 2ª División de Infantería, estaban estacionados. Según su esposa, quién pidió que no se la identificara al relatar su historia a través de su padre, Dad, dijo que tenía cuarenta y pocos años, que había vuelto al recinto familiar tras trabajar en sus campos en la mañana del 2 de mayo, cuando llegaron los soldados estadounidenses y le arrastraron fuera. Ella y sus seis hijos se quedaron dentro del aposento de adobe. Al atisbar a través de una grieta en la pared, relata que escuchó una ráfaga de disparos y que vio cómo su marido caía al suelo dentro de su campo de visión. “No sabía si estaba muerto o herido”, dice. Los soldados entraron de nuevo a empujones en el interior y la llevaron a otra habitación. Algunos de ellos se pusieron a registrar la casa, arrojando al suelo sus muebles y pertenencias. Cuando se marcharon, un traductor afgano le ordenó que no saliera afuera y cerró la puerta. Se produjo una fuerte explosión, al parecer uno de los dos soldados acusados hizo estallar una granada contra el cuerpo de Dad. Su mujer salió y se encontró con su marido muerto “desnudo y totalmente carbonizado” yaciendo boca abajo.
Entre otras cosas, los documentos describen asesinatos no reportados de cientos de civiles a manos de las fuerzas aliadas en Afganistán.Bildunterschrift: Entre otras cosas, los documentos describen asesinatos no reportados de cientos de civiles a manos de las fuerzas aliadas en Afganistán.

El suegro del muerto, Abdullah Jan, se fue esa misma tarde a primera hora a la oficina del distrito de Maiwand para recuperar los restos de Dad. Explicó que el funcionario del distrito local y el director de inteligencia le presentaron una bolsa con un cuerpo carbonizado y le dijeron que habían tomado fotos, añadiendo, con toda la desfachatez, que el asesinato estaba justificado porque un soldado estadounidense les había dicho: “Ese hombre [Dad] llevaba una granada”. Después de tratar de rechazar, en vano, esa afirmación, se marchó con la bolsa y el cuerpo y regresó al pueblo para preparar de inmediato el entierro, como exige la tradición islámica.
https://i0.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2010/02/los-ninos-asesinados-en-afganistan-580x347.jpg

Un total de doce soldados se enfrentan ahora a las acusaciones de haber cometido algunos de los peores crímenes de guerra de los nueve años de invasión estadounidense en Afganistán. Cinco están acusados de cometer los asesinatos, mientras que los otros siete están acusados de intento de encubrimiento. El especialista Jeremy Morlock, de 22 años, está acusado de crear el “equipo para matar” junto con el sargento Calvin Gibbs, también de 22 años, quien al parecer se jactó de haber salido de rositas de los asesinatos que cometió en Iraq. Algunos de los hombres están también acusados de consumo de drogas y de recoger partes de los cuerpos de otras víctimas afganas. Si se les declara culpables, los cinco acusados de asesinato se enfrentan a pena de muerte o cadena perpetua. Todos han defendido su inocencia. Algunos insisten en que fueron obligados por Gibbs, su superior, a participar en los asesinatos. En un video del interrogatorio publicado por los fiscales militares, Morlock describía cómo Gibbs separó a un hombre afgano y le ordenó que le disparase tras hacerle saltar por los aires con una granada.

Cuando las fuerzas estadounidenses y de la OTAN supieron del asesinato de los civiles afganos, emitieron la típica disculpa formal y una compensación en efectivo –unos 2.000 dólares en la mayoría de los casos- que se paga a los familiares de las víctimas a través del gobierno afgano. Pero los miembros de la familia de Dad y de Marach Agha, otro de los tres afganos asesinados al parecer por los soldados, insisten en que no han recibido ni disculpas ni compensaciones. “No hemos recibido nada por nuestra pérdida”, dice Jan. Cuando se le pidió a la Mayor Kathleen Turner, portavoz de la Base Conjunta Lewis-McChord, cerca de Seattle, donde se está juzgando a los soldados, que confirmara tales extremos, declinó hacer comentario alguno alegando que la investigación estaba en marcha. Y Abdul Qader Nurzai, director de la Comisión Independiente Afgana por los Derechos Humanos en Kandahar, declaró que su organización no había recibido aún ninguna reclamación formal de los familiares de las víctimas. Debido a la amenaza talibán, añade, “no podemos acceder a esa zona”.


Las víctimas civiles le han costado a EEUU y a sus aliados la pérdida de apoyos locales en zonas críticas como Kandahar, y con todo el daño ya perpetrado en Maiwand, donde están teniendo lugar ahora operaciones importantes, es muy improbable que incluso un veredicto de culpabilidad con un fuerte castigo pueda revertir la tendencia. (Para evitar reacciones violentas por parte de la gente, un alto oficial del ejército ha ordenado que no se publiquen las imágenes de las víctimas de estos asesinatos).

Jan, suegro del imán asesinado, dice que le trae ya sin cuidado que puedan castigar a los soldados. La gente de su pueblo “odiaba” a los estadounidenses incluso antes de esos asesinatos, explicó, debido a los ataques aéreos indiscriminados y a las brutales operaciones nocturnas en hogares de civiles. El profundo sentimiento antiestadounidense, añade, no ha hecho más que incrementarse desde que asesinaron a su líder religioso. “A los estadounidenses les encanta matar a gente inocente”, dice. “No tenemos tribunales que juzguen a los soldados acusados, pero Dios les aplicará los más duros castigos”. Si está reflejando, como parece, los sentimientos de la gente local, las posibilidades de que la misión estadounidense pueda desarraigar a los talibanes parecen ser cada vez más remotas.

Atención ESPAÑOLES: miren como el diario EL PAIS los engaña en sus propias caras! LES MIENTEN DESCARADAMENTE!

Esto confirma lo que muchos dicen: el diario EL PAIS es de la derecha y ademas es SIONISTA. ELLOS quieren cambiar la opinion de los españoles sobre el Golpe de Estado que esta aconteciendo en HONDURAS.

pero no importa, por que les dmostraremos al mundo que con ellos o sin ellos, LATINOMAERICA esta unidad y no dejaremos que este golpe de estado quede en la impunidad.

Esa es la razon por que tantos españoles viven engañados sobre la verdadera situacion de america latina. TODOS SUS PERIODICOS DE GRAN CIRCULACION pertenecen a la oligarquia española y sus reyezuelos. Pero esto YA SE ACABÓ.

Cerciorensen Ustedes mismos, aunque ya en la edicion de hoy si “hablan” de un golpe de estado. Sinverguezas, si hasta la UE ya reprobó este golpe de estado!

Honduras y las mentiras del diario español el País

Por Gennaro Carotenuto, traducido para Rebelión por Gorka Larrabeiti

Puntos de vista distintos siempre los ha habido y los habrá… Tal vez para algunos en Honduras es el ejército el que está salvando a la patria del comunismo (¿no he oído esto en otro sitio antes?), pero es indispensable estudiar cómo explica lo que está aconteciendo ahora en Tegucigalpa el periódico madrileño El País, única fuente en la que se suele basar el parecer de muchos comentaristas europeos de América Latina.

Analizando detalladamente la información de El País se observa que se salta rápidamente la legitimidad de la diversidad de los puntos de vista para adentrarse en el territorio de lo falso y tendencioso. El diario español nos brinda una lección impagable de desinformación.

1. Para empezar, desaparece por completo el golpe de estado. El término, la idea misma de golpe, se ha borrado, ni se mienta. Poco le importa a El País que la propia ONU lo haya condenado como tal. Basta con no mencionar a la ONU. Al contrario (como si no fuera lo mismo) es el ejército el que se moviliza en solidaridad con su jefe de Estado Mayor, destituido injustamente. En El País han olvidado evidentemente el 23 de febrero de 1981 y sienten que pueden jugar y engañar a los lectores sobre asuntos tan serios.

2. En el mismo artículo desaparece por completo que el objeto de la contienda es un referéndum que debería conducir a la convocatoria de una asamblea constituyente. Al contrario, sencilla y textualmente se dice: “El presidente del país centroamericano, Manuel Zelaya, quiere reformar la Constitución para seguir en el poder”. Por tanto, el ejército, en respuesta a una vieja concepción propia del franquismo, al que El País se oponía, sería el tutor del Estado (por cuenta de las clases dirigentes), de ahí que esté legitimado para intervenir.

3. Por enésima vez, cuando un dirigente latinoamericano elegido democráticamente quiere convocar una asamblea constituyente, El País se posiciona en contra con un único argumento: lo hace por sed de poder. Como si en América Latina las constituciones del S.XX hubieran garantizado democracia, desarrollo, derechos y justicia social.
4. No podía faltar lo último de lo último: la moda Twitter. El País invita a seguir la crisis hondureña a través del canal twitter del diario La Prensa, que, mira por dónde, está en contra del presidente legítimo. Obviamente no se toma la molestia de señalarlo.

5. Así pues, no fue el general Romeo Vázquez (remito a mi artículo con otro punto de vista), jefe de Estado Mayor, quien decidió incumplir las órdenes del presidente, sino el presidente quien lo destituyó por las buenas para hacer que se cumpliera su plan “ilegal” al que el general se negó en nombre de la democracia. El hecho de que luego el general Vázquez, jefe de las fuerzas armadas, tenga el apoyo del ejército y que lo saque a la calle contra el presidente que lo destituyó, a El País no le parece mínimamente subversivo. Se trata tan sólo de la prueba de que Zelaya no lleva razón. ¿Cuántas divisiones tiene Zelaya? Pinochet, Franco y Stalin ya lo decían: la fuerza puede más que la razón.

6. Se describe a Zelaya de modo irrisorio como “un populista de familia bien”, que estaría del lado de los pobres por afán de poder. A continuación, más pruebas de cómo se usa la fisonomía para denigrar al personaje. “Parece un mariachi”, “ se parece a[l presidente mexicano Vicente] Fox”. Denigrar a un personaje público por sus rasgos físicos no es sólo mal periodismo: es hasta pueril.

7. El clímax se alcanza cuando se empaña la fama de incorruptible de Zelaya lanzándole una acusación de corrupción (que no se acaba de especificar) nada menos que de Otto Reich, personaje del que nada más se dice. Lo haremos nosotros: ex subsecretario para América Latina de Ronald Reagan y George Bush padre, padrino de terroristas, organizador de golpes de estado, defensor de torturadores, defensor de las peores dictaduras y defensor de violaciones de derechos humanos. En El País saben de sobra quién es Otto Reich, pero lo importante era salpicar de barro la figura de Zelaya.

8. Si El País censura la defensa de Zelaya y la denuncia del golpe que hizo la ONU, ¿a quién le endilgan el papel de defensor de oficio del “corrupto populista con dinero y apetito de poder”? ¡Pues nada menos que a
Fidel Castro! ¿Quién mejor que el viejo dictador cubano, a quien El País lleva treinta años pintando como al diablo en persona, para ayudar [a denigrar] la causa de Zelaya?

No sabemos cómo terminará esta historia de Honduras, pero lo analizado demuestra una vez más que el periódico El País, el mismo que estos días pretende recobrar legitimidad democrática atacando a diario a Silvio Berlusconi, prepara a sus lectores de centroizquierda para digerir un golpe de estado presentándolo como una solución legítima.

No sería la primera vez. Apoyó el fallido golpe de estado en Venezuela el 11 de abril de 2002. Mucho tiempo después, el actual ministro de Exteriores de un gobierno al que El País apoya, Miguel Ángel Moratinos, denunció el papel del gobierno de José María Aznar en aquel crimen, y El País quedó desacreditado. Más adelante emprendió la defensa sin medias tintas de Felipe Calderón en México negando una y otra vez que en las elecciones de 2006 pudiera haberse cometido un fraude electoral, desinformando o negando información sobre millones de mexicanos que (como en Irán ahora) protestaban (con razón o sin ella) contra dicho fraude. Por último, por ceñirme a los casos más escandalosos, apoyó con fiereza la subversión secesionista en Bolivia. Ahora vuelve a negar la existencia de un golpe y a ocultar a sus lectores información fundamental -quién y por qué respalda a Zelaya-, a soslayar principios democráticos básicos como el de la obediencia de los militares a los gobiernos civiles, y a olvidar por completo la deontología periodística más elemental.

Si esto es información…

La ONU no tolerará mas la impunidad en IRAQ

Lo que no les gusta a las potencias imperiales del mundo:  Que les pongan el dedo sobre la herida.

D’Escoto, presidente de ONU exige poner fin a escandalosa impunidad en Irak

El presidente de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Miguel D’Escoto Brockman, demandó este miércoles poner fin a la “escandalosa impunidad” que impera en Irak y condenó los crímenes de guerra cometidos en ese país.

https://i0.wp.com/3.bp.blogspot.com/_0O2CPGcOPk0/SEiHr7gN_kI/AAAAAAAABRo/F3th6e02yec/s400/Brockmann_UN.png
Al intervenir en el Segmento de Alto Nivel del Consejo de Derechos Humanos (CDH) declaró que varios monitores de la ONU han presentado un “sin fin” de reportes que documentan desde crímenes de guerra, violaciones a los derechos de niños y mujeres, castigo colectivo y maltrato a prisioneros de guerra y detención ilegal a civiles”.

Asimismo, afirmó que expertos independientes han estimado que “más de un millón de civiles iraquíes han perdido la vida como resultado directo de la invasión ilegal a su país”.

Durante su alocución ante funcionarios y diplomáticos de alto nivel D’Escoto instó al CDH a enfocarse en los problemas creados “por la violación masiva a los derechos humanos en Irak”.

Durante su intervención D’Escoto condenó “el uso ilegal de la fuerza contra Irak, lo que ha desembocado de manera inexorable en el sufrimiento humano y a dejar a un lado los derechos humanos”.

“Las agresiones contra Irak y Afganistán, así como su ocupación, constituyen atrocidades que deben ser condenadas y repudiadas por todos los que creen en el mandato de la ley y en las relaciones internacionales”, enfatizó.

El presidente de la Asamblea General urgió al CDH a nombrar un representante especial para que reporte sobre la situación de derechos humanos en Irak.

“Es irónico que 20 años antes de la invasión a Irak había un relator especial y cuando la catástrofe humanitaria se agravó en 2003, este puesto fue eliminado”, lamentó.

Por otra parte, D’Escoto pidió la liberación de los cinco presos cubanos que están detenidos en Estados Unidos por haber denunciado las actividades terroristas planeadas en territorio americano por cubanos expatriados contra su tierra natal.

Finalmente D’Escoto dijo estar muy esperanzado por el cambio importante y creíble que ha traído la nueva administración de Estados Unidos, “la liberación de estos presos reforzará nuestra confianza de que el cambio prometido es real”, concluyó.

Esto es lo que no debemos permitir hacer a ISRAEL – Hay que denunciarlo.

Señales de los Tiempos: Documental muestra imágenes inéditas de ataques israelíes a Gaza

documetnal