Creación de una Realidad a la Medida!

Me siento muy orgulloso de ti amigo mio. Has logrado hacer un vídeo que capta la realidad de NOSOTROS LOS HUMANOS.

Estos supuestos “dioses” nos han desviado la atención a nuestro Verdadero Origen.

PIENSEN, ANALICEN Y RECUERDEN: Fuimos hechos a Imagen y Semejanza de nuestro Padre/Madre, Nuestr@s Creador@s)!!! PIENSEN!!!

Los “dioses” quieren iniciar la III Guerra Mundial! Los seguiremos nuevamente nosotros LOS HUMANOS?

HA llegado el momento de decidirnos! O estamos con los unos o estamos con los otros!. MOMENTO!

Aunque las noticias sean negras estos últimos días, estoy convencido que la teoría del CENTÉSIMO MONO es real y que todavía podemos parar esta Guerra Infernal que nos quieren echar encima los “dioses”. Quienes son esos “dioses” TU muy bien lo sabes.

Una parte de estos  “dioses” estan desesperados por provocar la Guerra, quieren a toda costa evitar que un presidente sea negro, pero ya saben que estan perdidos y se enfurecen! y hasta amenazan con tomar las armas si pierden!

Es cierto que vamos hacia un cambio, pero este cambio no solo puede ser malo, sino que también lo podemos hacer bueno!

Por ejemplo, dejemos de seguirlos y hacerles caso! Si no son buenos gobernantes, echemos los a la cárcel y juzguemos los por sus actos malditos y los crimines por leza humanidad que han perpetrado, no solo en esta generación, sino desde que han estado en poder, hace miles de años.

Todos sabemos que el Sistema Financiero ha quebrado; solo nos mantienen un poco mas la venda para que ellos puedan buscar a un culpable y empezar su Maldita Tercera Guerra Mundial-

La DESNUDEZ es eufemismo de IGNORANCIA

Cuantos HUMANOS todavía siguen dormidos? Tu también debes de ayudar a despertar a mas HUMANOS. Para que no vuelvan a caer en la maldita trampa de la Guerra.

DIVULGA, DIVULGA y SIGUE DIVULGANDO.

La OTAN se reúne de emergencia para dar “respuesta” a Rusia en Georgia

(IAR Noticias) 19-Agosto-08

Un tanque ruso se desplaza frente a una casa incendiada en Osetia del Sur

Mientras los expertos ya aseguran que la guerra de Georgia se ha convertido en el conflicto estratégico más grave entre Rusia y EEUU desde la Guerra Fría, Moscú, desde una posición de fuerza, ratifica en los hechos su decisión de no abandonar el territorio de Georgia donde, de hecho, controla el principal flujo petrolero del Caspio hacia Europa. Manteniendo la ofensiva militar, y escudado en la promesa difusa del “retiro gradual”, el Estado Mayor del Kremlin espera la nueva movida del eje EEUU-UE que todavía -fuera de sus “advertencias” mediáticas- no ha conseguido articular una contraofensiva efectiva a lo que claramente ya se visualiza como la toma de su mayor enclave estratégico en el Cáucaso por las tropas rusas.
El comunicado de apoyo a Georgia y de condena a Rusia surgido de la convocatoria de la OTAN este martes (después de cinco reuniones fracasadas en la ONU) marca el principio de la “militarización” del conflicto cuyos efectos en los mercados internacionales -con una economía mundial en crisis- son todavía imprevisibles. Mediatizada por el “juego diplomático”, la operación de Moscú en Georgia señala el primer desafío militar claro de la Rusia post-soviética a la hegemonía imperial del eje EEUU-Unión Europea en los espacios de la ex URSS. Hasta ahora Moscú (reconvertida en potencia energética-nuclear-militar) sólo había utilizado el lenguaje militar en tono “disuasivo” en la disputa por recuperar su hegemonía en el espacio post-soviético. El conflicto del Cáucaso ya marca un principio de “militarización” de la nueva Guerra Fría (esta vez intercapitalista) por el control del espacio euroasiático y las grandes reservas energéticas del planeta.

Informe
IAR Noticias

Soldado de las fuerzas rusas en Abjasia (Foto RIA Novosti)

No obstante el anuncio de retiro gradual  de las tropas formulado por el gobierno de Moscú el domingo, las tropas y las operaciones rusas continúan en Georgia y los enclaves estratégicos de control militar de la región no se desmontaron pese a que el Kremlin ha firmado “oficialmente” el acuerdo del cese al fuego.

La tensión en el Cáucaso volvió a subir el lunes después de que EEUU, en un comunicado de la Casa Blanca, advirtió a Rusia que debe sacar sus fuerzas del país “inmediatamente” cumpliendo su promesa de retirarse de Georgia. El presidente ruso, Dmitri Medvedev, agregó más presión al afirmar que Rusia “volvería a actuar igual” ante un caso similar en Georgia

El portavoz de la Casa Blanca Gordon Johndroe, aseguró desde Texas, donde pasa sus vacaciones en su rancho el presidente de EEUU, George W. Bush, que EEUU sigue muy de cerca la evolución del conflicto entre Rusia y Georgia.

A pesar de que el presidente de Rusia, Dmitri Medvedev, prometió el domingo que sus tropas empezarían a retirarse de Georgia a partir del lunes, las tropas rusas mantienen sus posiciones dentro de la ex república soviética, según informan este martes agencias rusas y occidentales.

No obstante el anuncio, Anatoli Nogovitsin, subjefe del Estado Mayor del Ejército ruso, había expresado que la retirada sería “gradual” y aclaraba que no se trataba de una retirada sino de un repliegue.

Mientras este martes Georgia denuncia “violación del alto el fuego” EEUU y la Unión Europea convocaron a una reunión de “urgencia” de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para evaluar la respuesta a las acciones militares de Rusia en Georgia.

Los ministros de relaciones exteriores de la Organización del Tratado del Atlántico Norte concretaron una reunión de emergencia este martes en Bruselas para discutir de qué manera la alianza podría responder a las acciones militares de Rusia en Georgia.

En un comunicado los ministros de relaciones exteriores de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) pidieron la retirada inmediata de las tropas rusas que se encuentran en Georgia.

Aparte, acordaron establecer un nuevo foro conocido como la Comisión OTAN-Georgia para estrechar lazos con Tiflis. El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, dijo en rueda de prensa que funcionaría de forma similar al acuerdo con Ucrania pero no prejuzgaría las perspectivas de Georgia de entrar en la Alianza.

“Las relaciones (con Rusia) no pueden seguir como hasta ahora”, señalaron en una declaración luego del encuentro que se llevó a cabo en Bruselas, Bélgica.

Agregaron que la solución del conflicto deben tener como base el “respeto absoluto a la independencia, soberanía e integridad territorial” de Georgia.

Antes del encuentro Bruselas el embajador ruso ante la OTAN, Dimitri Rogozin, acusó a EEUU y la OTAN de mantener una posición hipócrita con respecto a la situación en Georgia.

En comentarios aparecidos en el International Herald Tribune, Rogozin defendió nuevamente las acciones rusas señalando que se trataba de acciones en defensa propia y repitió la acusación de que las autoridades georgianas habían cometido una exterminación masiva de civiles.

Mientras tanto, en un artículo del Times de Londres el canciller británico, David Miliband, reiteró las duras críticas británicas a Moscú indicando que se trataba de una aplastante agresión y una descarada violación de la soberanía de Georgia y de consecutivas resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

No obstante, previo a la reunión de la OTAN, ya se mostraron fisuras y divisiones en el bloque a la hora de barajar las medidas inmediatas a adoptar.

Desde un polo “duro”, el Reino Unido, Canadá, Estados Unidos y la mayoría de los países de Europa del Este impulsan  una “respuesta fuerte” mientras que la mayoría de los estados de Europa Occidental, encabezados por Francia y Alemania son más cautelosos a la hora de dañar los lazos con Moscú, evalúan con información algunos analistas.

Pocas horas antes del encuentro, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, afirmó que Occidente “debe privar a Rusia de cualquier victoria estratégica” tras su ofensiva en Georgia.

Antes de abordar el avión que la llevaría a Bruselas la secretaria de Estado dijo a los periodistas: “Tenemos que negar los objetivos estratégicos rusos, que claramente están minando la democracia de Georgia al usar su capacidad militar para dañar y en algunos casos destruir la infraestructura georgiana”.

Rice aseguró hoy que Rusia está “jugando un juego muy peligroso” con EEUU y sus aliados, horas antes de asistir a la reunión extraordinaria de la OTAN sobre Georgia en Bruselas, que contará con la presencia de los 26 ministros de Exteriores de la Alianza. “Esto es un juego muy peligroso y quizá los rusos quieren reconsiderarlo”, ha subrayado Rice.

Según la jefa de la diplomacia estadounidense, los miembros de la OTAN no permitirán que el Kremlin logre su “objetivo estratégico” de minar la democracia en Georgia. Además, ha advertido de que cualquier intento por parte de Rusia de recrear la Guerra Fría en Europa y antiguas repúblicas soviéticas y Estados satélites fracasará.

“No permitiremos que Rusia dibuje una nueva línea (de separación) en los Estados que aún no están integrados en la estructura transatlántica. Georgia desconoce lo que los ministros de Exteriores decidirán en la reunión extraordinaria, pero adelantó que hablarán “con una sola voz” para subrayar claramente que no aceptan “una nueva línea”.

En cualquier caso, algunos analistas rusos opinan que aislar a Moscú no parece ser una opción viable para Washington, porque Rusia es demasiado importante. SI las relaciones se deteriorasen hasta los niveles de la Guerra Fría, habría mucho en juego, desde la cooperación de Naciones Unidas para frenar las ambiciones nucleares de Irán y Corea del Norte hasta el acceso a Asia y Afganistán.

“Hoy tenemos un grave intento de poner en duda toda nuestra posible cooperación con la OTAN”, señaló el representante ruso en la OTAN, Dmitri Rogozin, recordando que esta cooperación incluiría la autorización para que la OTAN cruce su territorio para llegar a Afganistán.

Este martes, en la reunión de emergencia en Bruselas, los 26 ministros de exteriores de los países miembros de la OTAN considerarán la suspensión de reuniones ministeriales con Moscú, prometerán su apoyo a Georgia y reiterarán su promesa de una futura incorporación de Tiflis a la OTAN, según un portavoz de la Alianza citado por varias agencias.

Para Rusia, la incorporación de Georgia a la OTAN la convertiría en un nuevo enclave militar terrestre de EEUU, cerrando el círculo de asilamiento de su flota naval en el Mar Negro.

El Kremlin ha señalado que la cooperación con la OTAN tras la Guerra Fría ha quedado seriamente dañada por el apoyo de EEUU y la UE a Georgia en el conflicto por las separatistas regiones de Osetia del Sur y Abjasia, apoyadas por el Kremlin.

Moscú advirtió que las relaciones podrían deteriorarse aún más si Georgia se sumaba a la OTAN.

Para algunos analistas rusos, la amenaza de incorporación de Georgia a la Alianza occidental es una de las cartas más fuertes que tienen EEUU y la UE para forzar negociaciones concretas con Rusia.

******