Los illuminatis estan infiltrados en todos los gobiernos!

Mi estimada amiga Maru me envio el  articulo que abajo les coloco.

Esto es el colmo. Traidores dentro de su propia gente. Tal como sospechabamos egipto y otros pasies arabes apoyan a los genocidas israelitas.

Aqui se los pongo:

Aqui de nuevo, con más ira que nunca. Les envio un texto que recibí de un amigo.
¡¡ESTO MERECE UNA REVUELTA MUNDIAL!!! Tengo el hígado dando maromas de coraje e impotencia. YA NO SÉ QUIEN ES PEOR, SI LOS SIONISTAS, EL CARTEL BANQUERO O LOS EGIPCIOS Y SAUDITAAAAAS!
¡¡MALDITOS JUDAS ISCARIOTES TODOS ELLOS!!
Vaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!

Bulletin électronique Mondialisation.ca

URL de cet article: http://www.mondialisation.ca/index.php?context=va&aid=11637

EGIPTO Y ARABIA SAUDITA FINANCIAN LA OPERACION “PLOMO FUNDIDO”

LA OPERACIÓN “PLOMO FUNDIDO”: LA GUERRA ISRAELI ESTÁ FINANCIADA POR ARABIA SAUDITA.

Por Thierry Meyssan

Junio 6 de 2009.

El ataque Israelí contra Gaza es una opción preparada de hace mucho tiempo. La decisión de activarla fue tomada en respuesta a las nominaciones de la administración de Obama. Los cambios estratégicos en Washington son desfavorables para las visiones expansionistas de Tel Aviv. De modo que Israel buscado torcer la mano de la nueva presidencia Estadounidenses antes del hecho consumado. Pero para organizar su operación militar, Israel ha debido de apoyarse en sus nuevos partidarios militares, la Arabia Saudita y el Egipto, que constituyen un ya paradójico eje Sionista-Musulmán. El Riad financia las operaciones, revela Thierry Meyssan, mientras que El Cairo organiza a los paramilitares.

muba


Después del sábado 27 de diciembre de 2008, a las 11:30 horas (hora local) las fuerzas armadas Israelíes lanzaron una ofensiva contra la Franja de Gaza, primero aérea y luego la terrestre a partir del 3 de enero de 2009 a las 18:30 horas (hora local).

sa


Las autoridades Israelíes declaran tener como objetivos exclusivamente los sitios de Hamas y tomar el máximo de precauciones para proteger las vidas de los civiles. En la práctica, apuntar a “los sitios de Hamas” significa destruir no solamente los sitios de este partido político, sino también las viviendas de sus alrededores y, sobre todo, todos los edificios oficiales. En otras palabras, la operación actual apunta a aplastar toda forma de administración dentro de la Franja de Gaza. El Genera Dan Harel, jefe de estado mayor adjunto ha precisado que: “Esta operación es diferente a las anteriores. Nosotros hemos colocado la barra más alta y vamos en esa dirección. No solamente vamos a desbaratar a los terroristas y los lanza-cohetes, sino la estructura del gobierno de Hamas. Nosotros tenemos como objetivos los edificios oficiales, las fuerzas de seguridad y vamos a pasar la responsabilidad de todo lo que suceda aquí al Hamas no hacemos distinción alguna entre sus diferentes ramificaciones”.

civil

Para ellos “hacer lo posible por proteger las vidas de los civiles” es un recurso de mera retórica y no tiene ninguna materialización posible: “Con alrededor de 3,900 habitantes por kilómetro cuadrado la Franja de Gaza es uno de los territorios más densamente poblados del mundo. Es materialmente imposible alcanzar los objetivos seleccionados sin destruir al mismo tiempo las viviendas vecinas.

mujer

Las autoridades Israelíes afirman actuar en legítima defensa. Según ellas, los tiros de cohetes se iniciaron de nuevo contra el Estado judío después de la ruptura unilateral del cese al fuego por el Hamas, el 19 de diciembre de 2008.

En realidad, el Hamas fué quie rompió la tregua. La tregua de seis meses que se logró con la intermediación de Egipto entre Israel y el Hamas ya había expirado. Israel se había comprometido a levantar el bloqueo de la Franja de Gaza; Egipto se había comprometido a reabrir el cruce fronterizo de Rafah; Hamas se había comprometido a detener el lanzamiento de cohetes contra Israel. Israel y Egipto no cumplieron jamás sus compromisos. El Hamas interrumpió los lanzamientos de cohetes durante meses. Volvió a lanzarlos debido a una incursión asesina Israelí. En vista de la doblez de sus interlocutores, el Hamas ha juzgado inútil renovar un acuerdo de un solo sentido.

Los lanzamientos de cohetes tuvieron lugar después de 2001 contra Israel. Se han contado 2,500 lanzamientos de cohetes en 7 años. Estos cohetes han matado a un total de 14 Israelíes hasta el lanzamiento de la ofensiva. No ha habido ninguna víctima entre el fin de la tregua y el más reciente ataque Israelí.

Ahora bien, la idea de la legítima defensa supone una proporcionalidad de los medios con que se cuentan entre las partes, que aquí, evidentemente, no es el caso. Tsahal ha activado unos sesenta bombarderos y por lo menos 20,000 hombres sobre-equipados para enfrentar a los combatientes de la resistencia armados de cohetes rudimentarios y adolescentes armados con piedras.

Es imposible calcular actualmente los daños materiales y humanos. Al décimo día de los bombardeos, los hospitales y servicios de emergencia han contado 530 muertos. Esta cifra no contempla las víctimas fallecidas antes de la llegada de los servicios de auxilio, cuando los cuerpos son recuperados directamente por los familiares sin pasar por los servicios de hospital. Los heridos se cuentan por miles. Por la falta de medicamentos, no se puede recibir los auxilios que necesitan y quedarán lisiados para toda la vida. La destrucción material es considerable.

La operación fué lanzada en el curso de la fiesta de Hanukka, un día de Sabbath. Ha sido nombrada “Plomo Fundido” en referencia a una canción de Haim Nahman Bialik que la canta durante las ocho horas de Hanukka. De tal suerte, Israel que afirma ser “el Estado judío” eleva esta operación al rango de causa nacional y religiosa.

La Hanukka conmemora el milagro del aceite: para dar gracias a Dios, los judíos que habían rechazado a los Griegos, encendieron una lámpara de aceite en el templo sin tomar el tiempo de purificarse, pero aún cuando la lámpara contenía aceite para una jornada, ardió durante ocho horas. Por tanto, al relacionar la operación militar actual con el milagro del aceite, las autoridades Israelíes indican a su población que no es impuro matar a los Palestinos.

La guerra Israelí ha levantado protestas alrededor del mundo entero. Las manifestaciones más importantes se han llevado a cabo en Turquía, donde se han congregado 700,000 personas.

El Directorado Nacional de Información, un órgano nuevo de propaganda adjunto a los servicios del Primer Ministro, ha llamado a los diversos líderes Israelíes a desarrollar otro argumento: La operación “Plomo Fundido” será una batalla dentro de “la guerra mundial al terrorismo” declarada por los Estados Unidos y sostenida por el mundo occidental En efecto, el Hamas está considerado como una organización terrorista por los Estados Unidos, igual, aunque no oficialmente, por la Unión Europea. El gobierno Israelí trata de re-lanzar la temática de “el choque de las civilizaciones” de cara a la administración de Bush, ahora que la administración Obama que entrará en funciones el 20 de enero ha anunciado claramente que la abandonará.

Esa resbaladiza retórica deja entrever las motivaciones reales de la operación. Estas se deben buscar a la vez dentro de la naturaleza del enfrentamiento y dentro de la particularidad de la operación actual.

La lógica del movimiento Sionista es la de apropiarse de esta tierra y la limpieza étnica o, de hecho, la de imponer un sistema de Apartheid. Los Palestinos están ahora encerrados en sus reservas, al modelo de los Batustanes Sudafricanos; actualmente la Cisjordania por un lado, la Franja de Gaza por la otra. Cada 5 a 10 años, una operación militar importante debe ser puesta en marcha para desbaratar las vagos intentos de resistencia de esta población. Desde este punto de vista, la operación “Plomo Fundido” es sólo una masacre más, perpetrada por un Estado que goza de una inmunidad total después de 60 años.

Como lo ha revelado el Haaretz, el Ministro de la Defensa Ehud Barak, ha aceptado la tregua de los seis meses sólo para obligar a los combatientes de Hamas a salir de la sombra. El ha usado este período para cartografiarlos con el propósito de acabar con ellos cuando se presentara la ocasión.

Resta que esta operación se lleva a cabo durante el período de transición de la presidencia Estadounidense. Después de septiembre de 2008, los observadores avezados previeron que Barack Obama accedería a la Casa Blanca gracias al apoyo de una coalición heteróclita incluyendo el complejo eco-financiero, el movimiento Sionista, los generales en revuelta y los partisanos de la Comisión Baker-Hamilton. Por mi parte, yo había anunciado este resultado desde el mes de mayo.

Ahora bien, esta coalición no tiene una posición definida sobre el Cercano Oriente. Los generales en revuelta y los partisanos de la Comisión Baker-Hamilton consideran con su maestro en el pensar el General Brent Scowcroft, que los Estados Unidos deben desplegar sus ejércitos y deben, imperativamente limitar sus objetivos y reconstituir sus fuerzas. Se oponen a una guerra contra Irán y al contrario han afirmado la necesidad de obtener la ayuda de Irán para evitar la debacle en Irak. Deploran las tentativas de remodelar el Gran Medio Oriente (es decir la modificación de las fronteras) y llaman a un período de estabilidad. Unos de ellos quieren lo mismo hasta aconsejan derribar a Sira e Irán en el campo atlántico para obligar a Israel a devolver el Golán y a resolver parcialmente el asunto Palestino. Ellos proponen indemnizar a los Estados que naturalicen a los desplazados Palestinos e invertir grandemente en los territorios para hacerlos económicamente viables. Esta perspectiva significa el fin del sueño de expansión Sionista por completo al igual que el fin de ciertos regímenes Árabes sostenidos y arrullados por los brazos de Washington.

Por su lado, los Sionistas Estadounidenses que han lanzado a Barack Obama a la política, hace solamente doce años, se les unieron los Clinton, después de que Hillary se convirtió al Cristianismo (Protestante) Sionista y se adhirió a la Fellowship Foundation, sostienen la meta del proyecto del Apartheid. Dentro de la zancadilla de la carta de George W. Bush a Ariel Sharon y la conferencia de Anápolis, quieren lograr la transformación de los territorios en Bantustanes. Uno o dos Estados Palestinos serán reconocidos por los Estados Unidos y sus aliados, pero esos Estados no serán soberanos. Serán desprovistos de ejército, su política exterior y sus finanzas serán controlados por los Israelíes. Si logran derrotar y erradicar a la Resistencia, se desvanecerá mezclándose con el paisaje al modo de las reservas Indias de los Estados Unidos.

Inquietos por su futuro común, las delegaciones Egipcia, Israelí y Saudita se reunieron en Egipto en septiembre y octubre de 2008. Según una fuente de la Resistencia, como resultado de estas negociaciones, se ha convenido que en caso de una evolución desfavorable para Washington, Israel lanzaría una gran operación militar contra Gaza, financiada por la Arabia Saudita, mientras que Egipto dejaría pasar a los paramilitares hacia Gaza. Si en numerosas ocasiones pasadas los gobiernos Árabes le han dejado el campo libre a Israel, esta es la primera vez que participan en la planificación de una guerra Israelí, constituyendo así un eje Sionista-Musulmán.

Informados en tiempo real por el jefe del gabinete Rahm Emanuel (que tiene doble nacionalidad Estadounidense-Israelí y fué Oficial del Servicio Secreto Militar Israelí) las relaciones de fuerza al servicio del equipo de Obama, la troika Israel-Egipto-Arabia Saudita ha hecho la repartición de funciones.

Los puestos importantes en la Secretaría de Estado serán confiados a los protegidos de Madeleine Albright y de Hillary Clinton. Los dos secretarios de Estado adjuntos, James Steinberg y Jacob Lew son Sionistas de convicción. El primero fue uno de los redactores del discurso de Obama ante el AIPAC.

El Consejo Nacional de Seguridad explica a los Atlantistas preocupados que las provocaciones Israelitas desembocaron en una perturbación del abastecimiento energético del Occidente, el General Jones y Tom Donilon. Jones, que tuvo a su cargo el seguiminto de la conferencia de Annápolis, ha expresado muchas veces su molestia de cara a la demagogia Israelí.

La Secretaría de la Defensa queda en manos de Robert Gates, un ex adjunto de Scowcroft y miembro de la Comisión Baker-Hamilton. Se apresta a agradecer a los colaboradores que le ha heredado Donald Rumsfeld y que no ha podido echarlos antes como ya lo ha hecho con dos maníacos anti-Iraníes, el Secretario de la Fuerza Aérea Michael Wynne y su jefe de estado mayor el General T. Michael Moseley.

En resumen, la tercia puede siempre contar con el apoyo diplomático de los Estados Unidos, pero más con su enorme ayuda militar.

Ahí está el punto nuevo del Cercano Oriente. Por primera vez, una guerra Israelí no esta financiada por los Estados Unidos, sino por la Arabia Saudita. El Riad paga por aplastar al principal movimiento político Sunnita en el Cercano Oriente para mantenerse en el poder. Esto se debe a que ha escogido el Sionismo Musulmán. Egipto teme una contaminación vía sus Hermanos Musulmanes.

La estrategia militar queda de parte de los Estadounidenses, como la de la guerra del 2006 contra el Líbano. Los bombardeos no son concebidos para eliminar a los combatientes, como ya lo he indicado antes, sino para paralizar a la sociedad Palestina en su conjunto. Esta es la aplicación de la teoría de los Cinco Círculos de John A Warden III.

En definitiva, siempre según Haaretz, Ehud Olmert, Ehud Barak y Tzipi Livni han tomado la decisión de la guerra el 18 de diciembre, es decir, la víspera del fin de la tregua.

El Directorado Nacional de Información organizó un ensayo el 22 de diciembre para poner a punto las mentiras que servirían para justificar la masacre.

La operación ha iniciado el 27 de diciembre con el fin de evitar que el Papado pudiera entrometerse. Benedicto XVI, sin embargo, ha evocado dentro de su mensaje de Navidad “un horizonte que parece venir sombrío para los Israelíes y los Palestinos”.

Vayamos al teatro de las operaciones: La aviación Israelí ha preparado el terreno para una penetración terrestre, que ha abierto el camino para los paramilitares Árabes. Según nuestras informaciones, alrededor de 10,000 hombres están concentrados en Rafah. Entrenados en Egipto y Jordania, están bajo las órdenes el ex Consejero Nacional de Seguridad de Mahmoud Abbas, el General Mohammed Dahlan (el hombre que organizó el aprisionamiento de Yasser Arafat por cuenta de los Israelíes, según los documentos hechos públicos hace dos años). Son llamados a jugar el papel que se le había encargado a la milicia de Elie Hobeika en Beirut, mientras las tropas de Ariel Sharon rodeaban los campos de refugiados de Sabra y Chatila.

Mientras tanto el trío Sionista duda en lanzar esos “perros de guerra” en tanto que la situación militar en el interior de la Franja de Gaza continúa incierta. Después de dos años, numerosos combatientes de la Resistencia Palestina han sido formados con las técnicas de guerrilla del Hezbollah. Aunque están ellos, en teoría, desprovistos de las armas necesarias para este tipo de combate, se ignoran cuales son sus capacidades exactas. Una derrota en el terreno sería una catástrofe política para Israel después de la derrota de su ejército terrestre en el Líbano en 2006, y de sus instructores en Georgia en 2008. Aunque siempre es posible retirar rápidamente sus blindados de Gaza, no será igual retirar a los paramilitares Árabes.

La Unión Europea ha llamado a una tregua humanitaria. Israel ha respondido que no es necesaria y que no hay crisis humanitaria después de los bombardeos. Como prueba de su buena fe, el auto llamado “Estado judío” ha dejado penetrar unos cuantas centenas de camiones con ayuda alimentaria y médica.. “para 1’400,000 habitantes” (son 1’600,000).

En todas sus guerras Israel ha cometido violaciones al derecho internacional, se organizó una escena diplomática previa para permitirles ganar tiempo, mientras que los Estados Unidos bloquean toda resolución del Consejo de Seguridad. En 2006, fue Romano Prodi y la Conferencia de Roma. Esta vez, es el presidente Francés, Nicolas Sarkozy, que produce la distracción. El ha anunciado que consagrará dos días de su precioso tiempo para arreglar un problema que los demás no han podido en 60 años. No dejando dudas de su parcialidad, el Sr. Sarkozy recibió antes que nada en el Elíseo, a la ministra Israelí de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, y al líder Sunnita Saudi-Libanés Saad Hariri, y ha sostenido conversaciones telefónicas con el Presidente Egipcio Hosni Mubarak, el Presidente títere de la Autoridad Palestino Mahmoud Abbas y el Primer Ministro Israelí Ehud Olmert.

Este artículo fue publicado en Árabe por “New Orient News” No ha podido ser publicado por la Réseau Voltaire (Red Voltaire), saboteada desde hace semanas.


Traducción del Francés al Español de: Maru Barraza (México)

Saludos!!

Maru

😦  😦


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: