Ni Latinoamérica, Asia y Europa se salvan del VORTEX creado por Wall Street!

Nueva jornada de vértigo de los mercados

Las bolsas asiáticas y europeas se desploman arrastradas por el pánico en Wall Street

(IAR Noticias) 10-Octubre-08

La debacle mundial del sistema capitalista continúa y nadie sabe cual es el piso del colapso: La peor crisis financiera de los últimos 80 años (luego de que el jueves Wall Street sufriera su peor caída desde el 11-S)  ha provocado una nueva jornada de vértigo y pánico en Wall Street y en las bolsas europeas y asiáticas que sufren pérdidas estrepitosas este viernes.

Informe
IAR Noticias

El miércoles, los  bancos centrales imperiales de EEUU y la UE abrieron un nuevo “frente de batalla” contra la crisis financiera al reducir en forma simultánea las tasas de interés a corto plazo. La medida, sin embargo, no calmó los nervios de los inversionistas.

En sintonía con Wall Street, el pánico contamina este viernes a los mercados finacieros de Asia y Europa. Después de un día negro en Estados Unidos, Europa y Sudamérica, las bolsas de Japón y Australia abrieron con una fuerte caída de las principales acciones.

En línea con lo que pasó durante el día jueves en EEUU y Europa, el Nikkei abrió el viernes con una baja del 10,87% en Japón. En Australia, en tanto, se desplomó un 7,4% en las primeras operaciones.

La Bolsa de Tokio cerró con un declive de 9,62%, tras suspender brevemente algunas cotizaciones a futuro, y el Nikkei tuvo su mayor caída desde el crac de octubre de 1987.

La inyección fresca de 45.500 millones de dólares en los mercados monetarios japoneses no logró detener la hemorragia, y la crisis se cobró su primera víctima en Japón, la aseguradora Yamato Life Insurance, que declaró la bancarrota.

De esta manera el índice Nikkei se ubicó por debajo de los 9.000 puntos por primera vez en más de cinco años. En Sydney, en tanto, el mercado se desplomó un 7,4 %.

Lo mismo ocurre con la plaza de Hong Kong. Allí el índice de referencia, el Hang Seng, arrancó la jornada del viernes con pérdidas del 7,7%.

Wall Street se desplomaba este viernes tras la apertura y el índice S&P 500 caía por debajo de los 900 puntos presionado por los temores a que la crisis crediticia pueda llevar a la economía mundial a una recesión.

A las 13:45 GMT, el promedio industrial Dow Jones caía un 4,68 por ciento a 8.167,92 unidades, recuperándose de su caída inicial de casi el ocho por ciento. Mientras, el más amplio Standard & Poor’s 500 se depreciaba un 4,06 por ciento a 871,99 puntos.

Por su parte, el selectivo tecnológico Nasdaq Composite bajaba un 2,58 por ciento a 1.604,22 unidades.

Las bolsas de Europa tampoco pueden despegarse y este viernes muestran caídas históricas en sus cotizaciones.

El Ibex de Madrid (-5.57%) moderaba las pérdidas una hora y media después de la apertura, hasta situarlas en un 6%. El índice ya perdió el jueves la barrera psicológica de los 10.000 puntos por primera vez en tres años y ahora se acerca a la barrera de las 9.000 unidades.

El resto de plazas europeas también se desplomaban en los primeros minutos de negociación, aunque más tarde moderaban en parte los retrocesos.

El FTSE (-205.41 / -4.76%) de Londres y el Dax Xetra (-347.84 / -7.12%) de Francfort llegaron a caer más del 10%, mientras el Cac (-206.85 / -6.01%) de París retrocedió en los primeros compases un 8%.

La Bolsa de Londres se hundía más de 10% antes de recuperarse levemente, la de Fráncfort también se desplomaba más de 10% antes de reducir la sangría y la Bolsa de París perdía un 9,68%. La Bolsa de Madrid retrocedía un 7,85%.

Los mercados bursátiles, de Tokio a Londres, sufrieron nuevas caídas de vértigo antes de una reunión clave de los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete países más industrializados (G7) esta tarde en Washington.

Justin Urquhart-Stewart, director de marketing de Seven Investment Management, con sede en Londres, dijo que el mundo se enfrenta en este momento a una “tormenta perfecta” con un sistema bancario en crisis y una economía mundial en dramática desaceleración.

“La conjunción de estas dos cosas está creando algo profundamente desagradable”, indicó.

Wall Street cerró el jueves en el nivel más bajo desde agosto de 2003, perdiendo más de 600 puntos y la línea  psicológica de los 9.000 puntos.

La bolsa estadounidense acumula así su peor periodo desde hace siete décadas, desde 1937, antes de la Segunda Guerra Mundial.

El derrumbe de los mercados se fraguó en la recta final de la sesión, cuando surgió el rumor de que algunos fondos apalancados estaban teniendo problemas con la financiación, entre ellos, los hedge funds. Las ventas volvieron a ser masivas y ordenadas, probablemente, desde grandes inversores institucionales.

Wall Street encadenó su séptima sesión consecutiva en números rojos desde el pasado 3 de octubre ( cuando la Cámara de Representantes de EEUU diera su visto bueno al plan de rescate financiero diseñado por el secretario del Tesoro, Henry Paulson, que cuenta con 700.000 millones de dólares para la adquisición de activos ilíquidos, además de un importante recorte fiscal), y ha cerrado por debajo de los 9.000 puntos por primera vez desde 2003.

Además, el deterioro del Dow Jones se está produciendo con una rapidez que asombra a los analistas más veteranos de Wall Street, pues el pasado 26 de septiembre cerró por encima de los 11.000 puntos y el 3 de octubre por encima de las 10.000 unidades.

Por su parte, el mercado Nasdaq, donde cotizan la mayoría de las empresas de tecnología e informática, perdió 95,21 puntos (-5,47%) hasta 1.645,12 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedió 75,02 puntos (-7,62%) hasta 909,92 unidades, un año después de que alcanzara un récord de 1.565,15 puntos.

En España, el Ibex 35 cayó en la jornada de este jueves un 3,8%, para quedarse en los 9.902,90 puntos, su mínimo desde julio de 2005, en una jornada en el que todas bolsas europeas registraron fuertes caídas a raíz del anuncio del director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, sobre la posibilidad más que cierta de una “recesión global” en 2009.

Los precios del petróleo cayeron este viernes a su nivel más bajo en lo que va de año, como consecuencia del temor a una recesión económica mundial.

El precio del petróleo estadounidense del tipo de referencia West Texas Intermediate (WTI) para entrega en noviembre bajó en la mañana del viernes en el comercio asiático a US$ 82,41 el barril (159 litros), US$ 4,18  menos que al cierre del mercado el jueves.

El crudo Brent del Mar del Norte, de referencia en Europa, se abarató a US$  3,71 s, para ubicarse en US$ 78,95.

Los operadores temen que la economía mundial pueda sumirse en una recesión a causa de la persistente crisis financiera, lo que traería consigo un descenso de la demanda de petróleo.

Además, son cada vez más los inversores que se retiran de los mercados del petróleo para depositar su dinero en puertos más seguros, como los bonos de Estado de países que gozan de una buena salud económica.

Los ministros de Finanzas de las siete principales economías del mundo se preparan para reunirse en Washington como parte de las iniciativas adicionales que se están coordinando para hacer frente a la emergencia.

El gobierno de EEUU evalúa respaldar temporalmente la totalidad de los depósitos bancarios si las condiciones económicas continúan empeorando, una medida que marcaría otro paso sin precedentes en la carrera de las autoridades para contener la crisis financiera.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), que celebra el fin de semana su asamblea anual junto al Banco Mundial, llamó a los gobiernos a trabajar juntos, y reactivó sus préstamos de emergencia, utilizados por primera vez para rescatar a economías en problemas durante la crisis financiera asiática en 1997.

Funcionarios estadounidenses indicaron en Washington que el país podría seguir los pasos de Gran Bretaña y comprar acciones de preferencia en bancos en dificultades, nacionalizándolos parcialmente, en un intento por aumentar la liquidez en los mercados crediticios.

Marc Chandler, analista de Brown Brothers Harriman, dijo que a pesar del negro contexto, el G7 aún cuenta con varias opciones.

“Hay una creciente especulación de que la reunión del G7 puede resultar en otra gran medida, que es la garantía de todos los préstamos interbancarios”, dijo.

Una ola de recortes de emergencia de las tasas de interés, paquetes de rescate y masivas inyecciones de capital en los flujos monetarios no han logrado contener el pánico.

******

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: