Los Amos del Mundo (Solo ellos se lo creen) no aceptan que otros hagan las Noticias

Mi comentario

Hay que reconocer el valor del actual presidente de iraq, por lo menos eso aparenta, al decir que se ha logrado un acuerdo. Pero como el acuerdo va en contra de las estrategias de la Casa Blanca, ellos lo tiran por el suelo. Es que acaso ELLOS creen queel mundo les sigue creyendo. En los propios EEUU la gente ya empieza a despertar. En realidad hay que comprender al ciudadano normal de los EEUU, ellos viven hipnotizados por sus noticias “verdaderas” de sus canales de televisión que solo les dicen la “verdad”

EEUU niega un acuerdo con Irak para la retirada de tropas para finales del 2011

  1. El primer ministro iraquí había anunciado un compromiso de repliegue en 3 años
REUTERS
Maliki, durante el discurso de hoy en Bagdad. Foto: REUTERS
REUTERS / EP
BAGDAD

El Gobierno de EEUU ha desmentido que haya alcanzado un acuerdo con Bagdad para retirar las tropas extranjeras de Irak a finales del 2011, tal como había anunciado el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki.

“Los negociadores han llegado a un principio de acuerdo,” ha declarado Robert Wood, portavoz del departamento de Estado de EEUU, pero ha desmentido que se haya acordado la retirada de las tropas en Irak.

Reparto de la seguridad

Maliki había anunciado un acuerdo entre su Gobierno y la Administración estadounidense que preveía “poner fin a la presencia extranjera” en Irak en el 2011.

“Hay un acuerdo alcanzado entre las dos partes para una fecha fija que es el 2011 para poner fin a cualquier presencia extranjera en suelo iraquí”, ha afirmado Maliki en un discurso pronunciado en un acto con líderes tribales celebrado en la fortificada zona verde de Bagdad.

“Sí, hay importantes avances en la cuestión de las negociaciones para un acuerdo de seguridad”, ha explicado Maliki. El Gobierno iraquí habría propuesto a Estados Unidos que las patrullas estadounidenses se terminen a mediados del año próximo y la retirada de las 144.000 tropas de combate estadounidenses para 2011.

Soberanía iraquí

Al Maliki ha afirmado que no se firmará ningún acuerdo final que no sea respetuoso con la soberanía iraquí y que cualquier pacto deberá incluir una “fecha específica, no abierta” para la retirada. “Una fecha abierta no es aceptable en ningún acuerdo de seguridad que regule la presencia de las fuerzas internacionales”, ha insistido el primer ministro.

El dirigente iraquí ha asegurado que ningún extranjero gozará de inmunidad legal absoluta. Washington intenta, por su parte, evitar por todos los medios que sus militares puedan ser procesados por la justicia iraquí. “No aceptaremos poner las vidas de nuestros hijos en riesgo dando inmunidad absoluta a nadie, ya sea iraquí o extranjero”, ha sentenciado Maliki.

Mi comentario:

Conocen usted la expresión : “Le salio el tiro por la culata”. Eso significa, que los planes que alguien tenia previsto en contra de otra persona para tal o cual accion, se le revierten en contra del que planeaba dicha acción.

Eso mismo le esta pasando actualmente a la Casa Blanca y al gobierno Judio. Nunca se esperaron la respuesta de Rusia y principlamente del mundo. Creo que vamos por buen camino y la famosa y apocaliptica Tercera Guerra Mundial no podra ser llevada a cabo por este nuevo Orden Mundial, conocido como los Illuminati.

Bueno vean la noticia y juzguen ustedes mismos.

El Parlamento ruso pide a Medvédev que reconozca la independencia de Osetia del Sur y Abjasia

  1. Tanto el Senado como la Cámara de los diputados han aprobado la decisión por unanimidad
REUTERS / A. NATRUSKIN
Diputados de la Duma votan a favor de solicitar al presidente de Rusia que reconozca la independencia de Osetia del Sur y de Abjasia. Foto: REUTERS / A. NATRUSKIN
EFE
MOSCÚ

Las dos cámaras del Parlamento de Rusia, el Senado y la Duma, han solicitado hoy por unanimidad al presidente del país, Dmitri Medvédev, que reconozca las independencias de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.

En sendas sesiones extraordinarias, los legisladores –primero los senadores y luego los diputados– han expresado su total respaldo a la política del Kremlin frente la crisis, causada por la “bárbara agresión” de Georgia contra Osetia del Sur.

Base jurídica de las relaciones interestatales

Los senadores han aprobado, asimismo, el envío de tropas de paz rusas adicionales a la zona del conflicto georgiano-suroseta, ya que, conforme a la Constitución, el empleo de las Fuerzas Armadas fuera de las fronteras de Rusia debe ser autorizado por la Cámara Alta del Parlamento.

En la Duma, el llamamiento al jefe del Estado ha sido aprobado por unanimidad por los 447 diputados presentes en el hemiciclo. El documento plantea también la “celebración urgente” de conversaciones con los gobiernos de las repúblicas de Osetia del Sur y Abjasia para sentar la base jurídica de las “relaciones interestatales”.

“Este reconocimiento crea los fundamentos para garantizar la seguridad y la defensa de sus pueblos –de Osetia del Sur y Abjasia– de las amenazas exteriores y para fortalecer la paz internacional y la estabilidad regional”, indica la declaración de la Cámara Baja del Parlamento ruso.

Incorporación de las repúblicas a Rusia

De acuerdo con la Duma, la posibilidad de que Georgia restablezca su integridad territorial por la vía política no tiene ninguna perspectiva y “esta nueva realidad tarde o temprano la reconocerá toda la comunidad mundial”.

Los legisladores han expresado su respaldo a las acciones decididas y adecuadas adoptadas por el Gobierno de Rusia, “que garantizaron la defensa de Osetia del Sur del ataque de Georgia”.

Para el diputado comunista y también vicepresidente de la Duma Iván Mélnikov, tras el reconocimiento de la soberanía de Abjasia y Osetia del Sur se planteará la incorporación de estas repúblicas a la Federación de Rusia.

Satisfacción en Osetia del Sur y Abjasia

Inmediatamente después de la votación en el Senado, el presidente de la autoproclamada república de Osetia del Sur, Eduard Kokoiti, ha dicho que no tiene la intención de “forzar los acontecimientos” y que va a “esperar tranquilamente la decisión del presidente de Rusia”.

“Hoy se ha hecho justicia y esperamos que ésta ayude a la estabilidad en el Cáucaso Norte”, ha declarado, por su parte, el dirigente de Abjasia, Serguéi Bagapsh.

El famoso Gorbachov opina sobre Georgia y Rusia

Mi comentario:
“Mas claro no canta el gallo”

Una crisis que Rusia no quería

  1. Los que planificaron la campaña de Osetia es evidente que buscaban asegurar que se culpara a Moscú
 CABANA

MIJAÍL Gorbachov*

La fase aguda de la crisis provocada por el asalto de las fuerzas georgianas sobre Tsjinvali, la capital de Osetia del Sur, ya quedó atrás. Pero aún duele. ¿Cómo puede uno borrar del recuerdo las horripilantes escenas del ataque nocturno con cohetes sobre una ciudad pacífica, la destrucción de bloques de pisos enteros, la muerte de gente que se refugiaba en sótanos, la destrucción bárbara de antiguos monumentos y tumbas ancestrales?
Rusia no quería esta crisis. El Gobierno ruso mantiene una posición suficientemente fuerte a nivel doméstico; no necesitaba “una pequeña guerra victoriosa”. Rusia se vio arrastrada a la lucha por la imprudencia del presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, quien no se hubiera atrevido a atacar sin apoyo externo. Rusia no podía permitirse no actuar.
La decisión del presidente ruso, Dmitri Medvédev, de poner fin a las hostilidades fue la decisión correcta de un dirigente responsable. Si alguien esperaba confusión desde Moscú, se llevó un chasco. El presidente ruso actuó con calma, seguridad y firmeza.
Los que planificaron esta campaña es evidente que buscaban asegurar que se culpara a Rusia de empeorar la situación en la región y en el mundo, independientemente del resultado de la campaña. Con su ayuda, Occidente montaría un ataque propagandístico contra Rusia, especialmente en los medios norteamericanos.
No ha habido nada justo ni equilibrado en la cobertura de esos medios, especialmente durante los primeros días de la crisis. Tsjinvali ya estaba en ruinas humeantes y miles de personas huían de la ciudad, y aún no había rastro de tropas rusas, pero a Rusia ya se la acusaba de agresión, repitiéndose las mentiras descaradas de un envalentonado líder georgiano.
No está aún muy claro si Occidente estaba al día de los planes de Saakashvili, y este es un tema serio. Lo que sí está claro es que el apoyo occidental en el entrenamiento de las tropas georgianas y los ingentes envíos de armamento han ido empujando a la región hacia la guerra más que hacia la paz. Si esta desventura constituyó una sorpresa para los patronos extranjeros del líder georgiano, el tema aún es peor: daría toda la impresión de ser una historia como la que se cuenta en la película Cortina de humo.
A Saakashvili se le había llenado de adulación por ser un acérrimo aliado de Estados Unidos y un auténtico demócrata, y por ayudar en Irak. Ahora nos toca a todos nosotros, los europeos, y aún más importante, a los civiles inocentes de la región, recoger las piezas del desorden que el mejor amigo de Estados Unidos ha provocado.

QUIENESno corren a juzgar lo que está pasando en el Cáucaso o buscan influencia allí, deberían primero, por lo menos, tener alguna idea sobre las complejidades de esta región. Los osetios viven en Georgia y en Rusia. Es lo mismo en toda la región: es como un tejido de retales de grupos étnicos que viven en proximidad cercana. Por lo tanto, es mejor olvidar cualquier comentario del tipo “esta es nuestra tierra” o “estamos liberando a nuestra patria”. Debemos pensar en la gente que vive en la tierra.
Los problemas del Cáucaso no se pueden solucionar con el uso de la fuerza. Eso se ha intentado más de una vez, y siempre se ha experimentado el efecto bumerán. Lo que se necesita es un acuerdo legalmente vinculante para que no se utilice la fuerza. Saakashvili se negó repetidamente a firmar un acuerdo de esta clase por motivos que ahora han quedado abundantemente claros.
Occidente haría algo bueno si ayudara a conseguir dicho acuerdo ahora. Si, en cambio, Occidente optara por culpar a Rusia y rearmar a Georgia, tal y como sugieren algunos funcionarios de Estados Unidos, una nueva crisis parecería inevitable. Si ese fuera el caso, entonces habría que esperar lo peor.

ÚLTIMAMENTE,la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, y el presidente George Bush han estado prometiendo que aislarán a Rusia. Algunos políticos norteamericanos han amenazado con expulsarla del grupo de los principales países industrializados, el G-8, suprimir el consejo OTAN-Rusia, o forzar su no admisión en la Organización Mundial de Comercio.
Son amenazas vacías. Durante algún tiempo, los rusos se están preguntando: si nuestra opinión no cuenta para nada en aquellas instituciones internacionales, ¿para qué las necesitamos? ¿Para sentarnos a una mesa de banquete muy bien arreglada y escuchar conferencias?
Es cierto que hace tiempo que a Rusia se le ha dicho que sencillamente acepte los hechos. Y aquí tienen ustedes la independencia de Kosovo. Aquí tienen la derogación del tratado ABM y la decisión de colo-
car defensas de misiles en países vecinos. Aquí tienen la incesante expansión de la OTAN. Y de fondo, las dulces promesas de asociación. ¿A quién le haría gracia una farsa de este estilo?

SE
HABLAmucho ahora en Estados Unidos de “reconsiderar” las relaciones con Rusia. Voy a sugerir algo que definitivamente debería ser reconsiderado: el hábito de hablar con Rusia de una forma condescendiente, sin considerar sus posiciones e intereses. Nuestros dos países podrían desarrollar una agenda seria de auténtica –y no simbólica– cooperación. Creo que muchos norteamericanos, así como rusos, entienden la necesidad de esto, pero ¿y los líderes políticos?
Hace poco se formó una comisión bipartita, presidida por el antiguo senador Gary Hart y el senador Chuck Hagel, para estudiar las relaciones ruso-americanas. Incluye a gente seria, y a juzgar por el primer anuncio de la comisión, entienden la importancia de Rusia y de trabajar constructivamente con ella.
El mandato de la comisión especifica que presentará “recomendaciones de acciones políticas para una nueva Administración, para que progresen los intereses nacionales de Estados Unidos en sus relaciones con Rusia”. Si este es el único objetivo, entonces dudo de que salga alguna cosa buena de ella. Pero si también está dispuesta a considerar los intereses del otro bando y de los que atañen a la seguridad común, se podría abrir una vía para reconstruir la confianza y empezar a trabajar conjuntamente.

* Expresidente de la URSS y premio Nobel de la Paz.
Distribuido por The New York Times Syndicate.

Traducción: Toni Tobella.

La Conspiracion de Orión – Parte 1

Excelente Video Informativo. Está en Ingles y espero que uno de Ustedes pueda traducirlo para aquellos que no comprenden el Ingles. Es informacion vital, para no dejarnos engañar mas! Aqui esta todo lo que han buscado.

La Conspiración de Orion – Parte 2

Ojala alguien lo pudiera traducir al Español. Yo se que varios de Ustedes tienen esa habilidad. Por favor haganlo para aquellos sedientos de conocimientos y que no lo pueden accesar por el idioma! Ellos te lo agradeceran en silencio!