Moscú no acepta la «tregua unilateral» y su maquinaria militar avanza sobre Georgia

Fracasó la operación de EEUU y la UE para proteger a Georgia del contraataque ruso

(IAR Noticias) 11-Agosto-08

En la imagen, un hombre corre frente a un tanque georgiano destruído en el centro de Tskhinvali, capital de la región separatista pro rusa. (Foto Reuters)

Luego de invadir y atacar por dos días consecutivos a Osetia del Sur, y al fracasar una intervención en su ayuda de la ONU propuesta por EEUU y la UE, las tropas de Georgia, aliada clave de EEUU y la UE en el Cáucaso, se encuentran rodeadas y expuestas al devastador poder de fuego de las fuerzas rusas que han recuperado el control de la provincia independentista. Después del fracaso de su operación militar iniciada el viernes Georgia pidió «auxilio» a EEUU, y la Casa Blanca advirtió a Moscú sobre las «importantes» consecuencias que puede tener la «escalada peligrosa y desproporcionada» de Rusia en Georgia. Ante un clima de temor a la extensión del conflicto la ONU muestra su impotencia para ordenar un alto el fuego en la región.

Informe especial
IAR Noticias
ver galería de imágenes

Las tropas rusas controlaban el domingo la capital de la región separatista georgiana Osetia del Sur, Tsjinvali, y siguieron bombardeando ciudades de Georgia, mientras el conflicto se extendía a la también separatista región de Abjazia. Esta región, también pro rusa, ha movilizado a reservistas.

Todo indica que Georgia invadió desde el viernes Osetia del Sur contando con una rápida intervención de la ONU impulsada por EEUU y la Unión Europea que sentara las bases para una intervención extranjera en la región en desmedro de la influencia rusa que actúa como fuerza de paz en la región. Ese era el plan georgiano según deslizan agencias rusas.

Rusia y China boicotearon el consenso en el Consejo de Seguridad de la ONU, y el tiempo comenzó a correr en contra de las fuerzas georgianas que luego de matar a centenares de civiles y soldados en Osetia fueron virtualmente acorraladas por los tanques, aviones y fuerzas de elite rusas que contraatacaron con un poder de fuego abrumador y tomaron el control en la provincia secesionista.

Fracasado su intento para que intervenga la ONU, y temerosa de que el contraataque  ruso se convierta en un ataque a su propia capital, el gobierno de Georgia lanzó un desesperado «alto el fuego unilateral» que no fue acatado por las fuerzas rusas que no reconocen que el país aliado de EEUU haya abandonado la ofensiva militar.

El ministerio ruso admitió que Georgia entregó a la Embajada de Rusia en Tiflis una nota en la que anuncia el cese a partir del domingo de las operaciones militares, pero negó que se haya producido un alto en las hostilidades por la parte georgiana.

«La nota efectivamente existe, pero la parte georgiana no ha cesado las operaciones militares en Osetia del Sur, sus tropas continúan disparando», dijo un portavoz a la agencia rusa Interfax. Anteriormente, la misma fuente había declarado que la cancillería rusa no había recibido ninguna nota del Ministerio de Asuntos Exteriores de Georgia.

Un hombre arroja un cartón con paquetes de cigarrilos a unos soldados rusos de camino a Osetia del Sur, cerca de Beslan. (Foto: AFP)

Por lo tanto, y sin la intervención de la ONU, continúan las operaciones armadas rusas que ya se extienden a toda  la región

En nombre del Gobierno y del presidente georgiano, Mijail Saakashvili, el presidente del Parlamento, Davit Bakradze, instó hoy al país a permanecer unido y a «resistir ante las fuerzas enemigas con todos los medios disponibles», refiriéndose a las fuerzas rusas, que están combatiendo contra el Ejército georgiano en la región separatista de Osetia del Sur y han bombardeado varias ciudades georgianas.

En un mensaje emitido por televisión y recogido por el portal de noticias ‘civil.gè, Bakradze advirtió de que la soberanía de la nación de Georgia «está en gran peligro». «No debemos permitir que el enemigo ocupe nuestra tierra y no deberíamos dejar que se repitan los acontecimientos de 1921», cuando el Ejército Rojo invadió Georgia, apremió.

En los combates en Osetia del Sur participan fuerzas del 58 Ejército ruso, destacado en el Cáucaso Norte y entrenado para combatir en zonas montañosas, así como el cuerpo de elite de los paracaidistas rusos: la División 76, los regimientos de Pskov, Ivánovo y de la región de Moscú, reforzados con blindados y artillería.

Además, según la agencia rusa Interfax, varios barcos de guerra rusos llegaron el domingo a las costas georgianas del Mar Negro con el fin de impedir que entren armas en Georgia.

La agencia Interfax citó una fuente de la Marina rusa para confirmar que la misión de estos barcos es impedir que entren armas en Georgia. «Se ha ordenado a la Marina que no permita que lleguen por mar suministros de armas y equipo pesado militar a Georgia», dijo.

Las autoridades rusas dijeron que habían tomado el domingo el control de la mayor parte de Tsjinvali, capital de Osetia del Sur, que ha sido devastada por un intensas batallas.

«En el día de hoy la mayor parte de la ciudad (Tsjinvali) está controlada por las fuerzas de pacificación rusas», dijo el coronel general Anatoly Nagovitsyn del Estado Mayor ruso, en una comparecencia ante la prensa en Moscú.

La Casa Blanca «deploró» la acción de Rusia, que bombardeó al menos tres objetivos georgianos en el exterior de Osetia del Sur dando señales de que puede avanzar sobre Georgia, señalaban las agencias rusas.

Según señaló a la prensa el ministro de Reintegración de Georgia, Temur Yakobashvili, la ciudad georgiana de Zugdidi, en el oeste del país y cerca de Abjasia, estaba siendo bombardeada por aviones de Moscú.

Una anciana llora tras la ofensiva rusa a la localidad de Gori ,Georgia). (FotoEFE).

Yakobashvili confirmó así lo declarado por el presidente del Parlamento georgiano, David Bakradze, según el cual, Rusia se preparaba para atacar Zugdidi. «Hemos verificado la información de que los rusos se disponían a atacar Zugdidi en unas horas», dijo a la televisión nacional georgiana.

Por su parte, el portavoz del ministerio del Interior, Shota Utiashvili, indicó a la AFP que Moscú había pedido a la ONU la retirada de sus observadores presentes en el territorio entre Abjasia y Zugdidi.

El anuncio de la extensión del conflicto se produjo horas después de la noticia de la toma de la capital de Osetia del Sur, Tsjinvali, por tropas rusas.

«Las fuerzas rusas ocuparon Tsjinvali», anunció a la AFP el portavoz del ministerio de Interior de Georgia, Chota Utiashvili, en referencia a la capital de Osetia del Sur, donde se inició en la madrugada del viernes una ofensiva lanzada por Tiflis para imponer su autoridad en la región y que, según fuentes rusas, ha causado unos 2.000 muertos.

El Consejo de Seguridad de la ONU intentaba de nuevo reunirse el domingo, a petición de Georgia y por cuarta vez en tres días, para intentar alcanzar un acuerdo sobre el conflicto que se vive en la región separatista georgiana de Osetia del Sur, que ha provocado una poderosa reacción armada de Rusia.

Esta convocatoria es la cuarta en tres días y llega después de que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, emitiera una contundente llamada al cese de las hostilidades y a la contención de las partes.

En una declaración escrita Ban urgió a todas las partes a «detener de inmediato las hostilidades y a comprometerse, sin mayor dilación, con unas negociaciones que consigan el establecimiento de la paz».

«La situación cambia a cada minuto, por eso hemos decidido proponer nuevas consultas», dijeron a la agencia EFE fuentes diplomáticas georgianas después de que el máximo órgano de Naciones Unidas se reconociera incapaz de pedir conjuntamente el alto el fuego.

******

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: